El nuevo centro escolar recibe en septiembre a los primeros niños

Inversión. La Junta ha destinado 360.000 euros para construir las dos aulas de Infantil y Primaria, en una parcela cedida por el Consistorio. Actuaciones. Educación aporta 900.000 euros para mejoras en colegios
F. M. M.

Siete alumnos ya están matriculados en las nuevas aulas del colegio público de Monterrubio de Armuña, perteneciente al CRA de Villares de la Reina, que comenzará su actividad el día 9 de septiembre. De esta forma, Monterrubio se suma a las localidades de Castellanos de Moriscos y San Cristóbal de la Cuesta para estar relacionado con el centro de Villares, que atiende a más de 550 alumnos.

Estas aulas son una vieja reivindicación de las autoridades del municipio, ya que actualmente cerca de cincuenta niños acuden al centro escolar en Villares de la Reina. En Monterrubio viven unos 190 niños que deben asistir a clases de Educación Infantil o Primaria. “Los que no acuden a Villares lo hacen a otros centros de la capital”, explicó ayer el alcalde, Manuel José Moro.

El nuevo centro, ubicado en una parcela donada a la Consejería de Educación por el Consistorio, cuenta con una superficie construida de 254 metros cuadrados y dispone de sendas aulas de Infantil y Primaria, otra para desdobles, así como despachos y aseos. La Junta ha destinado 360.000 euros en el edificio y en el equipamiento.

El cuadro docente es el mismo que el del CRA de Villares “por lo que se mantendrá la calidad en la formación”, aseguró durante la presentación a los medios el delegado territorial de la Junta, Agustín Sánchez de Vega.

El director del CRA de Villares mostró su satisfacción por la nueva dotación y explicó que podrán incrementarla en función del crecimiento del número de matriculados.

Manuel José Moro agradeció a la Junta el apoyo recibido para construir las aulas y mostró el compromiso por mantener el nivel educativo, “que en Castilla y León es muy alto según se demuestra en todos los estudios internacionales”.

La Consejería de Educación invierte 900.000 euros en obras de mejora en 25 colegios e institutos de la provincia durante el verano, cuando las aulas están vacías “y se pueden adaptar a las exigencias de la educación de calidad que pretendemos, con una atención especial a los pueblos de la provincia”, señaló Sánchez de Vega. De las 25 actuaciones, trece se realizan en centros escolares de la capital; una en las localidades de Lagunilla, Vitigudino, Ledrada, La Fuente de San Esteban, y Ciudad Rodrigo; y dos en Peñaranda de Bracamonte, Béjar y en Guijuelo. La mayoría de las obras consiste en intervenciones en aseos, cubiertas, instalaciones de carpintería, calderas, techos, pintura, pavimentos en suelos y cableados, así como mejoras relacionadas con la seguridad y accesibilidad de los centro escolares.

Además de las intervenciones que de manera directa se afrontan desde la Consejería de Educación, también los ayuntamientos, dentro de sus competencias, realizan obras de conservación y mantenimiento financiadas mediante convenios con las diputaciones provinciales. En Salamanca, este curso, se invierten 300.000 euros a través de estos convenios.