El Museu Picasso pone por primera vez al artista cara a cara con Dalí en una muestra

Exposición 'PICASSO, DALÍ. DALÍ, PICASSO’
La muestra, de 78 obras, incluye piezas que sólo se verán juntas en Barcelona


BARCELONA, 19 (EUROPA PRESS)

El Museu Picasso de Barcelona pone cara a cara a los artistas Pablo Picasso y Salvador Dalí con la primera muestra y estudio conjunto de ambos, un total de 78 piezas que podrán verse a partir de este viernes y hasta el 28 de junio en la sala, ha explicado este jueves en rueda de prensa el director de la entidad, Bernardo Laniado-Romero.

La exposición 'Picasso/Dalí. Dalí/Picasso' fue ideada por el Dalí Museum de San Petersburgo (Florida, EEUU) --donde se expuso a partir de noviembre--, junto al Museu Picasso y en colaboración con la Fundació Gala-Salvador Dalí de Figueres (Girona).

Cuenta con 29 obras de ambos que solo podrán verse en su paso por Barcelona, además de piezas que raramente se habían expuesto en Europa, como 'Retrat de la meva germana' y 'La profanació de l'hòstia', del pintor surrealista.

A través de pinturas, dibujos, collages, esculturas y grabados, la exposición tiene un argumento basado alrededor de la relación entre los dos gigantes del siglo XX, poniendo el enfoque en los momentos de contacto, ya fuera en su vida o en su arte, ha relatado el cocomisario William Jeffett, de The Dalí Museum.

Los organizadores han valorado los préstamos de obras como cruciales para hacer posible la muestra --cesiones que provienen de museos de Alemania, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Suecia y el Reino Unido--, y que cuenta con un presupuesto de alrededor de un millón de euros, ha explicado Laniado-Romero.

EL ARTE COMO PUNTO DE ENCUENTRO

La exposición dedica un apartado a la Guerra Civil española, que marcó a ambos, así como para relatar su mirada hacia Goya y demostrar, finalmente, cómo dirigieron su mirada hacia Velázquez como maestro del pasado con el que se midieron, tratando de superarlo y preguntándose qué lugar ocuparían, en los museos, respecto a él.

Jeffett se ha referido a Catalunya --y en concreto Barcelona y Cadaqués--, como un espacio de encuentro muy importante para ambos artistas, y ha relatado cómo la visita de un joven Dalí a un Picasso convertido en maestro que le miraba con curiosidad representó un giro para el lenguaje cubista hacia posiciones vanguardistas del figuerense.

También ha destacado la relación personal asimétrica que se estableció entre ambos, después de la primera visita de Dalí al taller del malagueño, un gesto que ha valorado como generoso por parte del anfitrión, que respondía a la admiración del joven y que guardó toda la vida las cerca de cien cartas y postales que el surrealista llegó a enviarle.

Las provocaciones y la rivalidad se mezclaron con la admiración en una relación que, a pesar de tener procedencias, estilos e ideales distintos, tenía el arte como punto de encuentro, como demuestran sus obras.

El teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, Jaume Ciurana, ha observado que Barcelona "les hizo suyos porque ellos se hicieron suya Barcelona", y ha destacado la muestra como una apuesta ambiciosa, cosmopolita y arraigada en el territorio, por ser capital cultural con proyección internacional.