El Museo de Historia de la Automoción adapta su visita a las personas ciegas

Museo de Historia de la Automoción (Foto:F.Rivas)

Mejora la información y la accesibilidad, además de permitir que las personas con ceguera puedan tocar los vehículos más representativos

El Museo de Historia de la Automoción ha adaptado parte de sus instalaciones y ha elaborado nuevas guías y carteles informativos para que las personas ciegas y con discapacidad visual disfruten de sus vehículos.

 

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Discapacidad ha presentadao estas actuaciones llevadas a cabo a lo largo de los últimos meses con el objetivo de facilitar la visita de las personas con problemas de visión.

 

Así lo ha destacado el primer teniente de alcalde y miembro de la Fundación Gómez Planche, Agustín Sánchez de Vega, quien, acompañado de la directora provincial de la ONCE, Rosa Díaz, y del director del museo, Luis Miguel Mata, ha subrayado la importancia de mejorar estas deficiencias sobre accesibilidad e información.

 

Gracias a la colaboración de la ONCE de Salamanca y el apoyo de la Dirección General de Tráfico, el Museo de Historia de la Automoción ha llevado a cabo diferentes iniciativas, desde la formación de los trabajadores para que ayuden a la hora de completar el recorrido hasta la realización de guías en braille, además de la adaptación de una selección de vehículos para que puedan  tocar los visitantes con ceguera.

 

Los trabajadores del museo y del personal destinado a la atención al público ha recibido formación en un curso espacializado impartido en la sede de la ONCE. A lo largo de esta formación, los empleados han aprendido a acompañar, llevar a cabo las explicaciones de forma correcta y a guiar a una persona ciega.

 

De este modo, se pretende que los trabajadores dispongan de los conocimientos “adecuados” para ofrecer “el mejor servicio posible” a las personas con discapacidad visual que se acerquen al museo.

 

VEHÍCULOS PARA TOCAR

 

Por primera vez, y de forma “singular” para este tipo de museos, se ha elegido una selección de los vehículos más representativos de la exposición permanente para que las personas con discapacidad, acompañadas por personal del museo, puedan tocar las piezas.

 

Gracias a ello, los visitantes podrán conocer las particularidades de su diseño, las diferencias entre las distintas carrocerías, los detalles y acabados, a través del tacto.

 

INFORMACIÓN

 

Asmismo, se han incorporado adaptaciones en las cartelas e información relevante del museo, con el diseño de guías informativas en lenguaje braille a la entrada del museo.

 

Entre las características de la nueva cartelería destaca su adaptación para favorecer la lectura con letras en macrotipos sobre un papel de color específico que pretende incrementar el contraste y propiciar la correcta lectura. Sobre ellas se ha superpuesto, también, la traducción de la información al lenguaje braille.

 

Por último, se ha cuidado la accesibilidad a los vehículos seleccionados para que los visitantes puedan circular alrededor de ellos sin complicaciones, si siguen las indicaciones del personal de atención acompañante.