El Museo de Arquitectura se queda en el cajón del olvido pese a sus 12 millones de presupuesto

Imagen del proyecto ganador para reformar el edificio del Banco de España y convertirlo en Museo Nacional de Arquitectura.

El proyecto, anunciado en 2006, está aprobado por decreto y en consejo de ministros, tiene proyecto y la obra ha estado licitada por 12,8 millones, pero nada de eso ha servido para que avanzara. Tras varios retrasos, ahora se queda sin sede en favor de un nuevo centro del español.

El pleno del Ayuntamiento ha dado un nuevo 'bajonazo' a un proyecto, el del Museo Nacional de Arquitectura, que no ha contado nunca con los apoyos necesarios para ir adelante a pesar de que cuenta con todos los parabienes legales: fue aprobado por real decreto y ha tenido dotación presupuestaria, pero nada de eso ha servido para que fuera adelante.

 

El pleno de este viernes ha rechazado una moción socialista para pedir al Gobierno que determine la nueva sede del Museo Nacional de Arquitectura, que tenía prevista una sede en Salamanca, concretamente en el antiguo edificio del Banco de España, y que ahora está en el aire por la indefinición del Gobierno central en torno al proyecto y a la dotación presupuestaria comprometida. El proyecto, anunciado en tiempos del gobierno socialista de Zapatero, ha pagado en los últimos años el hecho de ser un proyecto del diputado y exministro Jesús Caldera que, con el cambio de color en el Ejecutivo, ha quedado en el olvido.

 

Eso a pesar de que, como ha recordado el portavoz socialista José Luis Mateos, contemplaba una inversión de más de 12 millones de euros para la rehabilitación de la que iba a ser su sede. Sin embargo, el proyecto se fue diluyendo primero con los cambios en su planteamiento, que incluían varias subsedes, y después con la falta de interés del PP en promoverlo. En los últimos años no ha tenido presupuesto a pesar de que está aprobado por real decreto y había fondos comprometidos; tampoco ha servido para retomarlo la constante solicitud del PSOE para que volviera a tener dotación en los presupuestos.

 

Una imagen del proyecto de reforma del Banco de España.

 

Sin embargo, tanto Ciudadanos como el PP han criticado en el pleno el proyecto en su origen y desarrollo. El portavoz de Ciudadanos ha calificado el museo como “proyecto fantasma”, una afirmación que ha compartido el portavoz popular, Fernando Rodríguez. Han criticado desde C’s que fue una compensación por lo sucedido con el Archivo de la Guerra Civil y desde el PP los numerosos cambios en el proyecto. Finalmente, C’s se ha abstenido y ha propiciado que el rechazo del PP diera al traste con la moción. Por su parte, el PSOE ha lamentado que no se valore el proyecto y el atractivo que puede generar para Salamanca, independientemente de los colores políticos de su impulso.

 

 

UN PROYECTO SIN IMPULSO

 

Con todo, el proyecto sigue en el alero porque nunca ha contado con la decisión de impulsarlo, ni de PSOE ni de PP. Ahora el Banco de España será sede del nuevo centro de referencia de enseñanza del español de la Usal, pero nada se ha dicho del futuro del Museo Nacional de Arquitectura, creado por real decreto y con compromisos pendientes. Es el Gobierno central quien deberá decidir ahora sobre su futuro. En los últimos cuatro años, el del PP no ha creído necesario darle ningún impulso, en buena medida, por ser un proyecto del PSOE y, concretamente, del diputado socialista Jesús Caldera.

 

Pero es que el PSOE tampoco hizo mucho por sacarlo adelante. En septiembre de 2005 el ministro bejarano Jesús Caldera anunció que el museo de arquitectura tendría sede en Salamanca. El consejo de ministros aprobó en diciembre de 2006 la creación del Museo Nacional de Arquitectura y Urbanismo (MAU) que tendría una de sus sedes en Salamanca y que se anunció para el segundo semestre de 2009 por parte de la ministra María Antonia Trujillo, que lo presentó en enero de 2007. Desde el principio no fue bien acogido por el PP: el concejal Fernando Rodríguez lo calificó como "un nuevo engaño del Partido Socialista a esta ciudad», al tener finalmente que compartir sedes con Madrid y Barcelona.

 

Una imagen del proyecto de reforma del Banco de España.

 

Se abrió un concurso de ideas para su desarrollo, que ganaron Nomasdoce Arquitectos (las imágenes de esta información son las de la idea ganadora). El proyecto técnico fue aprobado en marzo de 2011, pero por exigencias de Patrimonio, que hizo puntualizaciones en 2009 y 2010, y no tuvo el visto bueno hasta febrero de 2011. En septiembre de 2011 la ministra Beatriz Corredor volvió a presentar el proyecto en Salamanca, cuatro años después de su anuncio; 25 empresas se presentaron para ejecutar el proyecto, previsto en más de 12 millones de euros.

 

Entonces se dijo que la fecha de apertura sería para 2014, pero empezaron a aparecer noticias contradictorias. Tras saberse que Salamanca compartiría el museo con Madrid y Barcelona, ya que habría tres sedes, al comienzo de la actual legislatura el Ministerio deslizó que el proyecto estaba totalmente descartado

 

El Gobierno de Zapatero no adjudicó antes de disolverse las obras a pesar de estar licitadas. Con el cambio de Gobierno, Mariano Rajoy también apostó por el Museo Nacional de Arquitectura en Salamanca, incluyéndolo en las cuentas de 2012, pero nada hacía parecer que el proyecto fuera a despegar. Después ha ido desapareciendo de los planes también del Gobierno popular, hasta su punto actual: ya no tiene sede y su futuro en Salamanca está en el aire.