"El mundo al revés"... en el porcino ibérico

(Foto: Chema Díez)

Los industriales demandaron una mayor subida que los ganaderos porque "el mercado así lo pide" y porque la feria de Zafra ha "calentado demasiado los precios".

 

 

SE OYÓ EN LA MESA DE IBÉRICO

 

"Yo, para no repetir lo de todas las semanas... Pasopalabra". Jose M. Julián del Águila, industrial de la mesa.

 

"Esto es el mundo al revés", Eloy García, presidente de la mesa.

 

"La feria Zafra ha calentado demasiado los precios", comentario general de los industriales de la mesa de ibérico.

 

"Una vez más, el presidente ha demostrado que solo hace caso a una parte de la mesa", José M. Julián del Águila, industrial.

"El mundo al revés". Así vive la mesa de porcino ibérico la realidad actual de un sector que sigue acumulando récords en el precio de los cochinos de pienso. Y en esta ocasión se dio la circunstancia de que hasta los industriales pidieron una mayor subida que los ganaderos en la ronda de cotizaciones. "¿Qué buscarán?", se preguntaban algunos.

 

Al parecer, y según destacaron tanto los ganaderos como los compradores, la feria de Zafra ha dejado tratos cerrados a un precio mucho mayor que el que establece en estos momentos la Lonja de Salamanca, "entre 0,07 y 0,08 euros", según Ramón Gómez, y con el fin de ir con prudencia, los ganaderos solicitaron 0,03 euros de subidas, mientras que los industriales hicieron lo propio pero con peticiones de entre 0,04 y 0,05 euros, para una decisión final del presidente, Eloy García, de 0,03 euros, con el fin "de ir con prudencia".

 

También se habló de la feria de Zafra, que fue 'calentita' ya que los tratos y las operaciones que se cerraron allí lo hicieron muy por encima de lo establecido hasta ahora y claro, manda el mercado. La escasez de cochinos sigue provocando esta situación hasta dejar el precio de los animales 0,03 euros más elevado que la semana pasada y con unas perspectivas futuras de continuar en esta tendencia.

 

Los lechones aumentaron su valor 0,10 euros, igual que los primales y finalmente los marranos de 30 a 60 kilos quedaron sin cotizar a la espera de llegar a un acuerdo entre industriales y ganaderos. Tostones y reproductoras repitieron su valor.

 

En cuanto al blanco, Alemania ha dejado el mercado un poco más relajado y eso provoca que lea tendencia bajista vaya llegano a su fin aunque por el momneto es pronto. Por ello, las tres categorías de cerdo bajaron su precio 0,02 euros, con una repetición de cerdas, lechones y tostones.

 

EL OVINO, ESTABLE

 

Por último, la mesa de ovino tampoco varió los precios de lechazos y corderos en relación a la semana pasada, con un acuerdo casi unánime en la mesa pese a que para los compradores la tendencia es muy pesimista y para los ganaderos, con ventas por encima del precio de la Lonja.