El Mundial indoor y los Juegos Olímpicos, objetivos de Álvaro de Arriba para 2016

Álvaro de Arriba, en el Campeonato de España de este fin de semana en Castellón.

El mediofondista salmantino ha marcado en su calendario para el próximo año clasificarse para el Mundial en pista cubierta y lograr billete para Río de Janeiro. Mantiene su estructura, pero da un salto en su preparación: pasa de "entrenar como un júnior a hacerlo como un sénior".

El año 2016 debe ser el de la madurez deportiva de una de las grandes promesas del atletismo salmantino, Álvaro de Arriba. El mediofondista, que ocupa por derecho uno de los lugares protagonistas en el panorama nacional del 800, se ha fijado ambiciosos objetivos y un cambio en el planteamiento de su preparación para conseguir billete para su primer Mundial y para los Juegos Olímpicos. Un plan en el que la nueva pista cubierta de atletismo puede ser clave.

 

En conversación con TRIBUNA, De Arriba (que ya está entrenando) ha confirmado que mantiene casi intacta su estructura. Seguirá con su entrenador, Juan Carlos Fuentes, y con su grupo de entrenamiento, Rincón Oeste; ha renovado con Nike como proveedor de material deportivo; y está negociando con varios clubes para la nueva temporada.

 

Su objetivo sigue siendo hacer su preparación en Salamanca y este invierno será posible hacerlo por completo con la puesta en funcionamiento de la nueva pista cubierta, además del gimnasio y el resto del complejo deportivo, que va a ser muy beneficioso para entrenar en invierno. Va a ser necesario porque tiene planificado dar un salto en su preparación. "Antes entrenaba como un júnior y ahora voy a hacerlo con un sénior", resume en relación a la exigencia y la planificación de su puesta a punto, en la que buscará dos 'picos de forma' para afrontar los dos grandes retos de la temporada.

 

Final de los 800 metros del último Campeonato de España, donde De Arriba fue plata.

 

En cuanto a objetivos deportivos, De Arriba tiene varias fechas marcadas en rojo. Las dos principales, el Mundial de pista cubierta que se celebra del 17 al 20 de marzo en Portland (EEUU) y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Y entre medias, todas las citas necesarias para conseguir las mínimas de clasificación (1.46:50 para Río) y los campeonatos de España, en los que esta temporada parte con el objetivo del título que lleva un par de años acariciando. En la última edición fue plata y además estuvo luchando hasta el final de la temporada de verano para lograr la mínima para el Mundial de Pekín.