“El movimiento vecinal había perdido conciencia crítica hasta que llegué yo”

José María Collados / PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE VECINOS
ICAL

¿Qué balance hace de esta etapa?
Tras estos años, sólo puedo hacer un balance magnífico en lo personal y en el trabajo de la Federación pero no por mi papel sino por el de los demás. Les animo a que hagan cosas si se las proponen porque creo que todo lo que te propones, si quieres, lo consigues. La gente ha vuelto a tener ganas de hacer cosas en el movimiento vecinal.

¿Cree que su solvencia al frente de ese colectivo, sobre todo encabezando las protestas contra la subida de impuestos de Salamanca en 2007, le hizo acreedor del liderazgo de la Confederación de Asociaciones Vecinales de la región (Cavecal) desde mayo de 2008?
La influencia es total. No es Chema Collados el presidente de Cavecal sino que Salamanca y su metodología de trabajo es lo que me ha llevado a la Confederación regional. También llegué en un momento de crisis en el que era preciso cambiar dinámicas y se decidió que se asumiera la forma de trabajar de Salamanca. Ahora, trabajando juntos, se están haciendo cosas majas.

¿Había perdido conciencia crítica el movimiento vecinal hasta que llegó usted a Fevesa?
Creo que sí. Han sido unos años en los que, al llegar al estado de bienestar ya no hay nada que reivindicar pero en la práctica sigue habiendo problemas y se van sumando más. A eso hay que añadir el cansancio de muchos años en los que nadie les hacía caso. La acción es necesaria dentro de las asociaciones de vecinos.

¿Hay un antes y un después para Fevesa tras salir a la calle contra las subidas de impuestos?, ¿es el mayor hito?
Sí, pero aquel tema no vino por que sí. Se hizo un trabajo previo de reflexión sobre el papel de las asociaciones de vecinos. Hablamos y se empezó a crear una motivación que explotó con los impuestos. No era partidario de la manifestación pero se votó que sí en asamblea y lo acaté.