“El modelo de libertad de horarios va en contra de los pequeños y medianos comerciantes”

El presidente de Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo

El presidente de Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo, señala además que apoyará a “Aesco en cualquier tipo de protesta o reivindicación que haga para evitar la libertad de horarios”.

 

 

“NI SE CREA EMPLEO NI HAY MÁS BENEFICIOS”

 

Además, esta solicitud, que debe aprobar la Junta de Castilla y León, no ha generado “ni más puestos de trabajo ni beneficios porque no es verdad que abriendo más horas se venda más. Este contexto económico no permite más contrataciones porque el consumo no es muy elevado pero con la libertad de horarios, aún menos”, destaca el presidente de esta asociación.

La solicitud del ayuntamiento de Salamanca a la Junta de Castilla y León de denominar a la capital Zona de Gran Afluencia Turística sigue levantando ampollas entre los propios profesionales de este sector, que denuncian de manera sistemática que esta medida no les beneficiaría en absoluto.

 

De hecho, tanto la Asociación de Comerciantes de Salamanca (Aesco) como los grupos políticos de la oposición ya se han mostrado en contra de esta posible medida, que beneficiaría a las grandes superficies en detrimento del comercio de siempre, el de toda la vida.

 

“Estamos totalmente de acuerdo con Aesco y de hecho han explicado y definido la situación a la perfección, y apoyaremos a este colectivo en cualquier protesta o reivindicación que pueda plantearse hacer en contra de la libertad de horario”, aseveró el presidente de Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo.

 

Es más, García-Izquierdo señaló que el alcalde de Salamanca “debe conocer que esta medida no es efectiva y debe apostar por otro tipo de comercio, el de siempre, próximo al ciudadano y que no beneficie a los pequeños y medianos comerciantes”.

 

"Nosotros apostamos decididamente por el del equilibrio entre formatos comerciales porque es sin duda el que mas beneficia al consumidor, que tiene una oferta más completa, diferentes servicios, hay mayor competencia y por tanto mas esfuerzos de todos por mejorar la competitividad de sus comercios", apunta.

 

Asimismo, García-Izquierdo indicó que si finalmente se desplaza la escasa demanda que hay a los grandes formatos, "los comercios de las ciudades se ven abocados al cierre y con ello se inicia un proceso de desertización de las ciudades que conlleva perdida de servicios tales como la limpieza, iluminación o dinamización de las calles".

 

¿Qué intereses pueden esconderse detrás de esta decisión? “No lo sé, pronunciarme al respecto sería arriesgado pero algún tipo de presión, seguro…”.

 

De hecho, la Confederación Española de Comercio ha salido al paso para criticar esta petición de Zona de Gran Afluencia Turística con análisis y estudios realizados en localidades donde esta medida de libertad de horarios ya se ha puesto en funcionamiento. Tal es así que el presidente de este colectivo, Manuel García-Izquierdo, se posiciona del lado de Aesco y entiende que el “ayuntamiento de Salamanca se equivoca porque no es cierto que abriendo más horas suba el consumo. Eso no es así y está demostrado con estudios y análisis”, señala.

 

De hecho, el principal estudio se ha realizado en Madrid, que fue la pionera en esta medida, que lleva en vigor desde julio de 2012 y según el análisis realizado por esta asociación, desde que se aprobó la libertad de horarios las ventas cayeron un 2% mientras que la ocupación hizo lo propio un 0,5%.

 

“Con estos datos del estudio en Madrid se percibe que esto no funciona. Pero es que incluso países de Europa como Reino Unido o Bélgica, que habían puesto en funcionamiento estas medidas, han dado marcha atrás porque la situación era ruinosa para los intereses de los comerciantes”, argumenta García-Izquierdo.

 

García-Izquierdo se refirió también a la designación de Zona Geográfica de Atractivo Turístico. “No podemos llevar el consumo fuera de nuestras ciudades; sería un grave error”, aseveró, en referencia a las grandes superficies porque esta aceptación es para los establecimientos de más de 300 metros cuadrados, requisito que no cumple el pequeño y mediano comercio.

 

“¿QUÉ MODELO QUIERE EL AYUNTAMIENTO DE SALAMANCA?”

 

“Eso es lo primero que tienen que tener claro; si se apuesta por este modelo, erróneo, en España y Castilla y León, que se apuesta con todas las consecuencias, aunque sería un error. Pero lo lógico y lo que funciona es el comercio próximo al ciudadano y que se sitúa dónde debe situarse, porque a los turistas, que son los que también se gastan el dinero, les gusta nuestro modelo”, argumenta el presidente de la Confederación Española de Comercio.