El Ministerio reafirma su defensa de la agricultura como sector estratégico generador de empleo y pieza clave de desarrollo

El Gobierno ha vuelto a mostrar su rechazo al documento de la Política Agraria Comunitaria (PAC)
El Secretario General de Medio Rural del MARM, Eduardo Tamarit, ha manifestado su rechazo al contenido del la propuesta legislativa sobre la reforma de la PAC propuesta por la Comisión Europea, durante su intervención en la Jornada que bajo el título “Extremadura ante la reforma de la PAC”, se celebra en Mérida organizada por UPA-UCE Extremadura, subrayando que desde el Ministerio “se seguirá defendiendo con fortaleza, junto a otros países europeos, a los agricultores y a la agricultura como un sector estratégico generador de riqueza y empleo, como pieza clave del desarrollo sostenible e imprescindible para la seguridad alimentaria”.

Eduardo Tamarit ha destacado el posicionamiento común, consensuado con las Comunidades Autónomas y que cuenta con el respaldo del sector sobre una propuesta la de la PAC que “no considera la importancia de la agricultura y puede causar daños irreparables al modelo productivo agrario español”.

En este sentido ha destacado la propuesta del nuevo modelo de pagos directos, rechazando el pago base, y abogando por que el nuevo modelo que se establezca, de respuesta a las necesidades de las distintas orientaciones y sistemas productivos de la agricultura y ganadería españolas.

En relación con la inclusión del “greening” en la nueva PAC, para que las prácticas agroganaderas sean más verdes, Tamarit ha valorado positivamente esta línea, destacando también el esfuerzo realizado por los agricultores y ganaderos en el cumplimiento de las disposiciones y exigencias medioambientales, y rechazando, sin embargo, la propuesta del Comisario de condicionar a este concepto el 30 por ciento de los pagos directos.

También ha manifestado el Secretario General su oposición a la definición de agricultor activo propuesta por el Comisario, y ha calificado como insuficientes los mecanismos de gestión de mercados incluidos en la propuesta de la PAC, subrayando a este respecto que “la UE necesita instrumentos ágiles, flexibles y automáticos de intervención en los mercados y ante la crisis, que se desencadenen a tiempo para dar respuesta al sector”.

Finalmente, y en relación con el segundo pilar de la PAC, Eduardo Tamarit ha indicado que, desde el posicionamiento común España no acepta elevar la tasa de cofinanciación de los Estados miembros por encima del 50 por ciento, señalando que es necesaria una política de Desarrollo Rural en la que los mayores esfuerzos se dirijan a facilitar las inversiones en infraestructuras, en regadío, en innovación y formación, y en actuaciones para reforzar las medidas agroambientales y la mejora de las áreas rurales.

En esta línea el Secretario General también ha apuntado la necesidad de conseguir el máximo apoyo a la incorporación de los jóvenes con el fin de lograr el rejuvenecimiento del sector agrario y el apoyo concreto a la mujer por su papel dinamizador y vertebrador de la economía agraria.