El ministerio mantendrá dos hidroaviones para la lucha contra los incendios en Salamanca pero “más modernos”

"Ha sido sensible” con el mantenimiento de los dos medios aéreos pese a que el operativo de la actual campaña aún no está cerrado.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) mantendrá dos hidroaviones en la campaña contra incendios 2013 que, no obstante, serán "más modernos" que los existentes en el año 2012.

 

Así lo ha confirmado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, quien ha aseverado que eran dos y no cinco los hidroaviones que prestaban su servicio en Castilla y León "y dos van a seguir prestándolo" y que el Magrama mantendrá estos dos medios en Matacán (Salamanca) aunque serán "más modernos" que los de la pasada campaña.

 

"Serán dos hidroaviones del 43 grupo de las fuerzas áreas", ha detallado antes de reiterar que son y serán dos los hidroaviones con que contará la Comunidad dado que el Ministerio "ha sido sensible" con el mantenimiento de los dos medios aéreos pese a que el operativo de la actual campaña aún no está cerrado.

 

Silván contestaba de este modo a la procuradora socialista Ana María Muñoz de la Peña, quien ha cifrado en cinco y no en dos los hidroaviones del Ministerios y que ha aseverado que ha finalizado el contrato de mantenimiento de los cinco hidroaviones del Magrama, ahora públicos pero antes militares, por lo que se encuentran fuera de servicio y parados.

 

"Es una decisión arbitraria que pagaremos muy caro", ha advertido antes de criticar esta "decisión sin justificación" ya que estos medios no tuvieron el pasado año "ni una sola hora" de inactividad, a lo que ha sumado la pérdida de 17 puestos de trabajo "muy cualificados" que se han quedado en el paro y a los que se unirán los trabajadores que hacen el mantenimiento de 17 hidroaviones del Ministerio.

 

De la Peña ha asegurado que el Magrama está desmantelando el operativo contra incendios en la base de Matacán en lo que, a su juicio, es un "nuevo agravio" del Gobierno de la nación mientras la Junta "sólo han bendecido y aplaudido" y ha sido "cómplice con su silencio" de un nuevo recorte.

 

Asimismo, ha señalado que en el año 2012, "año de sequía", la Comunidad batió el récord de incendios "y de recortes" mientras que la próxima campaña, en un año húmedo, se presenta "muy complicada" y sin los recursos del Ministerio operando.