El Ministerio deja fuera a Silvia Clemente de una reunión en Valladolid sobre la norma del ibérico

Silvia Clemente, consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León

La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, ha asegurado no estar molesta pese a su exclusión del encuentro celebrado hoy en Valladolid entre responsables del Ministerio de Agricultura y la asociación nacional Iberaice.

La consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha asegurado no estar molesta pese a su exclusión del encuentro celebrado hoy en Valladolid entre responsables del Ministerio del ramo y la asociación nacional Iberaice, que aglutina a más de 300 empresas de toda España, y que tenía por objeto debatir el borrador de la Norma de Calidad del Ibérico al que se opone frontalmente la Comunidad castellanoleonesa.

 

"Cada administración pública puede tomar las decisiones que estime oportunas en aras a completar de la mejor forma posible la norma del Ibérico, y si esta reunión contribuye a ello y supone un paso más, perfecto", ha zanjado la consejera en referencia expresa a la hora de enjuiciar la decisión del Magrama de no dar voz en dicho encuentro a la Consejería de Agricultura de Castilla y León.

 

En cualquiera de los casos, Clemente, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha recordado a su homólogo nacional, Miguel Arias Cañete, que el sector industrial, precisamente el convocado al encuentro de Valladolid, ya se ha pronunciado respecto del borrador de la referida norma de calidad y lo ha hecho en la misma línea que Castilla y León, plasmado en el documento firmado el pasado día 10 de diciembre por todo el sector del ibérico en la región bajo la tutela de la Consejería de Agricultura y Ganadería.

 

En este sentido, y como premisa fundamental, la consejera se muestra contraria a que en las denominaciones comerciales se haga constar el porcentaje de pureza racial, como así se recogía en el último proyecto de real decreto ministerial, "pues lo lógico es que ese porcentaje aparezca en el apartado de ingredientes, en la etiqueta, para conocer al detalle la composición de ese alimento".

 

Y es que esa modificación introducida por el ministerio ocasionará graves daños a la comercialización de este producto, de gran importancia en Castilla y León, pues, en opinión de Clemente, "las denominaciones tradicionales son las que conocen los consumidores, con lo que este tipo de medidas suponen una intromisión que lo único que provocan es confusión", algo que, ha advertido, de ningún modo buscaba su departamento cuando inicialmente se mostró favorable a modificar la norma actual, "pero siempre de cara a mejorarla".

 

Con todo, la consejera ha confirmado que Castilla y León acudirá al encuentro de CC.AA que el ministerio a convocado para el próximo día 27 de diciembre.