El ministerio de Empleo retrasa el debate sobre las pensiones hasta conocer la desviación del IPC

Culpa al PSOE de generar "incertidumbre" con sus palabras
El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha retrasado el debate sobre la revalorización de las pensiones para compensar la inflación hasta el mes de noviembre, cuando debe efectuarse dicha revisión, alegando que es entonces cuando se conocerá el IPC real y cuando se podrá saber si la desviación con respecto de las previsiones es "asumible" para el sistema.

Así lo ha dicho en declaraciones a los medios en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo en el Congreso, donde ha sido preguntado sobre este asunto tanto a la entrada como a la salida, y en la propia sesión por parte de los grupos de la oposición.

"La oposición lo tiene muy claro: que se lea la ley en vigor y tendrá despejadas todas las dudas. Vamos a aplicar la legislación vigente en materia de pensiones. Si la legislación dice que sí (hay que revalorizarlas), a esa legislación nos atenemos. Mientras esa legislación no cambie es la que está en vigor", ha zanjado.

Posteriormente, ha insistido en que hay que "atenerse a la norma vigente" si bien no ha respondido a si el Gobierno podría plantear una modificación de la legislación para cambiar aspectos como la obligatoriedad de compensar la inflación.

ESTE DEBATE NO ES DE SEPTIEMBRE
Además, Burgos ha recordado que "nunca en presupuestos anteriores, en el mes de septiembre nos hemos cuestionado si se desviaba o no el IPC" y ha recomendado "esperar a noviembre para ver si hay una desviación asumible por el sistema".

"Este gobierno ya tomó la decisión de revalorizar las pensiones a principios de 2012 y ya sabía que podía tener desviaciones de IPC, que se producen de forma habitual. El problema no es para debatir ahora, es una cuestión para sustanciar cuando, en noviembre, sepamos la desviación real. Es que la desviación de aquí a noviembre puede ser muy distinta", ha zanjado.

En este sentido, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado este lunes que parte de la inflación experimentada en los últimos meses está relacionada con la subida del IVA, pero ha asegurado que, a medida que se absorba este efecto, el IPC volverá a estar "claramente" por debajo del 2%. Además, ha dicho que antes de final de año el INE dará publicidad al índice de precios al consumo con impuestos constantes, que rebaja el IPC a menos de la mitad del nivel actual.

EL PSOE ES UN IRRESPONSABLE
Por otra parte, durante su intervención final en la Comisión, Burgos ha respondido a la diputada socialista Magdalena Valerio, quien ha lamentado que "los pensionistas están sufriendo una gran incertidumbre" y ha criticado la pérdida de poder adquisitivo que ha sufrido este colectivo como consecuencia de la "deriva" del Gobierno en la política de pensiones.

Así, el responsable de la Seguridad Social ha trasladado la culpa de dichas "incertidumbres" a las declaraciones del PSOE. "Todas sus afirmaciones se desmontan paulatinamente, y también sucederá con éstas que están haciendo", ha dicho.

"Han dicho ustedes que íbamos a acortar el periodo transitorio a los 67 años, que íbamos a llevar el periodo de cálculo de las pensiones a toda la vida laboral, que íbamos a suprimir la paga extra de los pensionistas, que íbamos a congelar las pensiones en 2013... Todo eso se va desmontando paulatinamente, como sucederá con otras afirmaciones que están haciendo", ha reprochado.

Además, ha subrayado que el PP "va a completar en dos años la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social", que a su juicio es "la apuesta más importante por la sostenibilidad del sistema que se puede dar en estos momentos", y ha criticado las "políticas de juicios de intenciones".

"Hay que poner cada cosa en su sitio. A mí me gusta la política de hechos y de datos, y cada cosa tiene su momento y cada decisión tiene su lugar. Y anticipar debates con el único ánimo de crear dudas o incertidumbres no es aconsejable", ha concluido Burgos.