El millonario agujero del 'caso piscinas' reactiva las sospechas en torno a los 'papeles del PP'

Eulen, una de las presuntas 'donantes' para pagar la campaña electoral de 1999, en el centro de la polémica por la solución del Ayuntamiento al 'caso piscinas': una reclamación de 1,2 millones cuando las obras de arreglo se tasaron en 6,6 millones.

"Por qué o a cambio de qué". Esta es la pregunta que ha devuelto a la actualidad el escándalo de los 'papeles' de la presunta financiación irregular del PP en Salamanca, una sospecha que regresa al primer plan tras lo ocurrido con el contrato de las piscinas municipales y el 'agujero' de 6,6 millones de euros que la falta de mantenimiento por parte de la empresa concesionaria le ha hecho a las arcas municipales. Ahora el Ayuntamiento pretende dar carpetazo al asunto reclamando 1,2 millones de euros, una mínima parte del coste de las obras. La clave la da un nombre que aparece en los papeles y que protagoniza este millonario escándalo de aparente desidia y mala gestión.

 

El nombre en cuestión es Eulen, una empresa con una larga trayectoria de contratos con los sucesivos equipos de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca. Hasta finales de 2014, y durante 15 años, mantuvo la gestión de las piscinas municipales, el contrato que está en el origen de la polémica por las dudas que genera la gestión que ha hecho el equipo de Fernández Mañueco de este asunto.

 

Hay que recordar que a finales de 2014 se licitó el nuevo contrato de las piscinas. La que había sido concesionaria durante 15 años, Eulen, no repitió y cedió el testigo a una nueva empresa. El cambio fue traumático porque, en sólo dos meses, entre diciembre de 2014 y enero de 2015, la nueva concesionaria denuncia el mal estado de las instalaciones y hace un primer cálculo del coste de repararlas: 3,5 millones de euros. Poco después, un informe de los técnicos municipales eleva la cifra hasta los 6,6 millones, que es lo que le costarían al Ayuntamiento las obras para ponerlas al día. 

 

Durante meses, el equipo de Gobierno el PP ha negado la situación y se ha dedicado a invertir importantes cantidades en lo que ha definido como obras de mejora, cuando todo apunta a que eran las obras de rehabilitación necesarias. Y también se ha negado a aclarar cuánto iba a reclamar a la empresa Eulen y cuándo lo iba a hacer.

 

Ahora, ha dado a conocer a los grupos de la oposición un informe en el que rebaja la reclamación a 1,2 millones de euros, muy lejos de la cifra de los técnicos municipales y de lo que ha ido gastando en los últimos meses. Esa cantidad es la que se plantea reclamar, y conseguir cobrar no será fácil porque la empresa ya se ha opuesto. Habrá que ver qué parte se recupera.

 

 

FINANCIACIÓN IRREGULAR

 

Esta sustancial diferencia ha llevado al portavoz del PSOE, José Luis Mateos, a relacionar abiertamente este caso con los famosos 'papeles' de Fernando Rodríguez, el documento que salió a la luz con lo que parecía una cuenta paralela para pagar la campaña electoral de 1999. El caso se fundamenta en un manuscrito con la letra del concejal en el que había una lista de empresas y de aportaciones económicas, con las letras 'a' y 'b', que configurarían una presunta financiación irregular.

 

Uno de los nombres que aparecen en ese listado es el de Eulen, concesionaria durante 15 años de las piscinas y todavía hoy con contratos de servicios municipales. En 1999, año de la campaña a la que corresponde el caso de los 'papeles del PP', ya lo era. Esta empresa y otras que tenían contratos con el Ayuntamiento o la Diputación, también gobernada por los populares, supuestamente pagaron cantidades con las que el PP salmantino consiguió elevar el presupuesto para las municipales hasta los 27,4 millones de pesetas de entonces, unos 165.000 euros, cuando la cuantía oficial no pasaba de 5,5 millones de pesetas, unos 33.000 euros.

 

"Cuando el PP hace algo, lo hará por algo, por rédito electoral o de otro tipo. Tienen que aclarar lo que ha ocurrido", ha dicho Mateos. El PSOE ya denunció las sospechas de financiación irregular durante la pasada campaña de las municipales con un folleto que distribuyó por toda la ciudad. "Todos conocemos la publicación de unos papeles, no viene de más recordar que Eulen aparecía como donante de una campaña", ha dicho el concejal socialista, que ha puesto de manifiesto las vinculaciones entre el 'caso piscinas' y los 'papeles del PP salmantino'. Dos escándalos que confluyen en un mismo nombre: el de Eulen.

Noticias relacionadas