“El mercado va lento, pero tenemos la ventaja de saber lo que queremos traer”

“ Cuando se tiene claro lo que se quiere hacer, es más fácil saber con quién se quiere hacer y entonces ir a por ese jugador”
Teresa Sánchez
El técnico de la UDS compareció ayer para evaluar las primeras semanas de trabajo y sus impresiones ante el primer amistoso que se disputa hoy en Cácares, para él más que una prueba “un entrenamiento más”. “No nos podemos quedar con las sensaciones de ese partido. La gente está empezando a asimilar conceptualmente como pretendemos que se desarrolle el juego del equipo. Lo tomo más como una prueba para ver a gente joven, para hacer determinadas mezclas”.

En la sesión de ayer se le vio muy serio a la hora de recriminar a sus futbolistas cuando optaban por quitarse el esférico de encima con algún balonazo. “Creo que nosotros tenemos que controlar el proceso de ataque y para eso el balón tiene que ir bien dirigido y se dirige mejor cuando juegas con los que tienes cerca. Sobre todo hemos insistido mucho en el rigor posicional que tiene que tener el equipo, que la gente sepa cuál es su espacio de intervención y que el balón los vaya encontrando a ellos y no que sean ellos, los que a través del desorden, traten de encontrarlo”.

Han sido los propios futbolistas los que han destacado que la idea del técnico es jugar con el 4-3-3 que tan de moda ha puesto el Barcelona. “El estilo no lo marcan esos números. Evidentemente esas referencias ayudan. Si tienes un buen juego interior, con esos tres medioscentros, evidentemente vas a poder hacer jugar mejor a la gente de fuera. Lo que sí que es cierto es que debemos acomodar el juego a la capacidad de nuestros jugadores. Creo que hay buenos receptores, buenos pasadores, se está intentando que la gente sepa donde están cada uno de sus compañeros porque eso les va a facilitar encontrarlos a través del pase. Se puede jugar bien, otra cosa es tener el nivel del Barcelona o la selección, que es inviable. Como dije el día que vine, se puede hacer el mejor fútbol posible dentro de las características de los jugadores”.

Eso sí, reconoce que le faltan piezas vitales en su esquema y que esperan que lleguen pronto ese delantero y los medioscentros que completarían la plantilla. “Todo lo que sea retrasar las incorporaciones va en detrimento de poder verlas en conjunto con lo que ya hay. El mercado está como está, se está moviendo poco y sé que hay negociaciones aceleradas con jugadores”. Y le gusta lo que cree que va a venir. “Tenemos la ventaja de saber cómo queremos jugar y podemos elegir el elemento para ese juego. Cuando se tiene claro cómo se quieren hacer las cosas, es más fácil saber con quién se quiere hacerlas e ir a por un jugador. Eso hace que la probabilidad de acierto sea mayor”.

En el choque ante el Cacereño, el primero de la pretemporada, casi todos tendrán la oportunidad de demostrarle que van captando bien sus ideas. “Como lo considero un entrenamiento más vamos a ver cuántos minutos juegan cada uno. La gran mayoría no más de 45 minutos, considerarlo como una prueba más y a ver qué es capaz de dar el equipo”. Lo que descarta es llevarse a futbolistas que no estén entrenando con el primer equipo. “Sería desvirtuar el trabajo previo. Llevamos dos semanas trabajando y el que viniera iba a tratar de hacer cosas que van a distorsionar lo que nosotros queremos. No por nivel sino más bien porque no ha trabajado con nosotros y no sabe lo que se pretende”.