El Mercado de Ganado sigue "raro"...

El recinto registró tan solo 639 animales y pocos compradores en una semana 'extraña' (Foto: Chema Díez)

El recinto solo contó con la presencia de 639 animales con pocos compradores debido a los días festivos, a la continuación de 'boicot' de la semana pasada y al elevado precio de las cabezas para los cebaderos.

El Mercado de Ganado de Salamanca sigue "raro"... al menos eso es lo que consideran los ganaderos de la mesa de vacuno de vida en una nueva jornada con pocas ventas y movimientos en el recinto, acompañados por un brutal descenso de cabezas. Y es que tan solo 639 animales acudieron a un recinto que solo siete días antes había tenido 2.130 reses.

 

¿Los motivos? Los días festivos de esta Semana Santa, las pocas ganas de los cebaderos por meter animales y la continuación del "boicot" de la semana pasada por parte de los compradores o tratantes que acude al recinto cada lunes.

 

Así las cosas, los ganaderos pidieron una repetición tanto para machos como para hembras porque en el "campo todo sigue igual y no ha cambiado nada en lo que a precios se refiere", con gran firmeza en los precios pese a la semana que atravesó el sector.

 

Los compradores, por su parte, demandaron 0,03 euros de bajada para machos y repeticion de las hembras, para una decisión final del presidente de mantener los precios sin oscilaciones, pero con un aviso: "Si la semana que viene la cosa está mejor, que los ganaderos también lo tengan en cuenta", avisó.

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne sigue a la baja por la negativa de los cebaderos a meter mñas animales por su elevado precio y la nula obtención de beneficios. Ante esta situación, los productores solicitaron una repetición de precios y los compradores bajadas de entre 0,03 euros para machos y hembras o incluso 0,06 euros para los machos, para una repetición de los precios por parte del presidente, aludiendo al mismo motivo que la vida.

 

El el ovino, la mesa se prolongó durante poco más de 30 segundos por el acuerdo total de los vocales de repetir los precios después de una semana con poco movimiento.