El mercado de ganado de Salamanca supera un lunes más las 2.000 cabezas

(Foto: Chema Díez)

El cereal, por su parte, sigue a la baja a la espera del inicio de una nueva cosecha cuyas previsiones se antojan casi históricas.

El mercado de ganado de Salamanca ha vuelto a contar con un nuevo elevado nivel de asistencia después de superar las 2.000 cabezas (2.104) con un buen nivel de ventas, pero que no llevó a la mesa de vacuno de vida a una cotización alcista.

 

Así, el presidente optó por una repetición de los precios, una semana más, a la espera de mayores movimientos en el mercado. El mismo rumbo tomó la mesa de vacuno de carne, con la estabilidad como la nota predominante, tanto en machos como en hembras.

 

EL IBÉRICO, A LA BAJA

 

En lo que se refiere al porcino ibérico, la mesa decidió una bajada de 0,02 euros para el cebo de campo y de 0,01 euros para el cebo, con una repetición del resto.

 

En el blanco, 0,05 euros de subida para los cerdos selecto, graso y normal y de 0,03 euros para las cerdas.

 

EL CEREAL, A LA BAJA

 

 

Por su parte, la mesa de cereales volvió a cotizar una vez más a la baja a la espera del inicio de la cosecha de cereales, y pese a la negativa de los agricultotres. Pero el presidente de la mesa, Jesús María Ortiz, hizo caso omiso a los productores.

 

Así las cosas, los compradores demandaron una bajada de todas las categorías salvo el maíz, mientras que los agricultores solicitaron entre repeticiín y subida. Finalmente, trigo y cebada cotizaron a la baja, por una repetición de avena y centeno y una subida de un euro del maíz.

 

Leguminosas, forraje de avena y vez repitieron, mientras que al alfalfa aumentó cuatro euros su valor.

 

EL OVINO, TAMBIÉN EN 'ROJO'

 

Por último, la mesa de ovino también registró números rojos, con un descenso de algunas categorías de lechazo y cordero.

 

Así las cosas, los ganaderos solicitaron una repetición justa para lechazos y corderos porque así lo indicaba la semana, mientras que los compradores se desmarcaron con una bajada desproporcionada de entre 0,10 y 0,20 euros, rechazada por el presidente 'en funciones'.

 

'En funciones', pero que debería ser el titular ya que su conocimiento del sector le ofrece la posibilidad de poner en 'apuros' a los vocales de la mesa cuando no dicen toda la verdad, además del respeto que genera.

 

Finalmente, el lechazo extra bajó 0,05 euros su valor, repitiendo el resto de categorías, mientras que en los corderos, se produjo una bajada de entre 0,05 y 0,10 euros salvo los de 15 a 19 kilos que repitieron su valor.