El Mercado Central se 'desmantela' en 48 horas

Foto: I. C.
Ver album

Durante todo el domingo y hoy lunes se han demontado los puestos para que puedan comenzar las obras de cerramiento de la cúpula y un nuevo suelo. Una parte de los comerciantes abrirá durante los dos meses de obras en la Plaza del Ángel.

Apenas se parece ya a lo que era. El Mercado Central de Salamanca muestra un aspecto casi fantasmal desde que el sábado 10 de enero cerrara las puertas al público al menos por dos meses. La culpa es de las obras que se van a llevar a cabo para cerrar por completo la cúpula, poner un pavimento nuevo en el suelo, eliminar el actual en la primera planta y construir unos nuevos baños, además de reparar los daños que las filtraciones de agua han causado a su estructura metálica.

 

Los comerciantes han elegido entre dos opciones para sobrevivir a estos meses de parón: Bien cerrar y cogerse unas vacaciones obligadas o bien trasladarse a un local de la plaza del Ángel que aún se debe acondicionar durante los próximos diez días. De momento, solo han tenido 48 horas para sacar sus enseres del centenario edificio. Durante toda la jornada del domingo y ésta del lunes, operarios y comerciantes vaciaban los puestos mostrando abiertamente sus temores ante la posibilidad de que las obras duren más de los dos meses que anuncia la junta directiva, con el consiguiente quebranto económico a los negocios.

 

Las obras, que van a tener un coste de unos 600.000 euros, se pagarán entre todos los comerciantes que han decidido abordarlas; ante lo que algunos comerciantes decidieron dejar sus puestos por no poder asumir el coste de las obras, de unos 500 euros/metro cuadrado para cada empresario.

 

Las reformas, obligatorias por motivos de normativa comercial, incluyen cerrar por completo la cúpula, un pavimento nuevo en el suelo, eliminación del actual en la primera planta y nuevos baños, además de la reparación de los daños que las filtraciones de agua han causado a su estructura metálica.