El menú de Nochevieja depara una mañana de 'lleno' a la antigua usanza en el Mercado Central

Los comerciantes registran ventas por encima de las de los últimos años gracias a las compras de última hora para el fin de año. Triunfan los mariscos, en sus formatos más especiales, las verduras y los embutidos.

Las compras de última hora para el menú de la cena de Nochevieja han llenado el Mercado Central de Salamanca como hacía mucho tiempo. Así lo aseguran los comerciantes de esta histórica plaza que han vivido una mañana de buenas ventas, por encima de lo que ha sido costumbre en los últimos años. Según los comerciantes consultados y los responsables de la asociación, los días previos a las grandes fechas navideñas no habían sido demasiado propicios en los últimos años porque muchos consumidores adelantaban las ventas para evitar las grandes subidas de los últimos días.

 

Sin embargo, este año el aumento exponencial de los precios no ha sido tal, y de hecho algunos precios estaban al nivel del resto del año. Y lo que sí se encuentra es género de la máxima frescura y en calidades mayores de lo habitual. Así ocurre con los mariscos, uno de los productos más demandados esta mañana, con gigalas, percebes, langostinos... recién pescados y en calibres poco comunes, propios de unas jornadas de celebración como estas.

 

También han tenido éxito frutas y verduras y los embutidos, otro producto muy demandado para los menús. Gracias a todos estos reclamos, el Mercado Central ha tenido esta mañana el ambiente de los mejores tiempos y unas ventas ligeramente superiores a las del año pasado. Justo ahora que se enfreta a una obra de remodelación para acabar con sus achaques. El día 10 de enero será el último de apertura, ya después de las fechas navideñas. Los comerciantes todavía tienen que decidir si se trasladan a unos locales provisionales mientras duran las obras.