“El mensaje ha despertado el compromiso de los jugadores”

EN POSITIVO. “Es momento de ser optimistas porque veo a la plantilla responsabilizada y con un estrés positivo”. ILUSIÓN. “Me siento como un niño con zapatos nuevos, pero con una gran responsabilidad”
D.G

El técnico argentino espera la llegada del partido ante el Córdoba con máxima ilusión: “Me siento como un niño con zapatos nuevos porque esta es una situación agradable para un profesional, pero no exenta de responsabilidad ante un momento difícil que estamos viviendo”, afirma el preparador.

D’Alessandro reconoce la presión pero entiende que hay razones para pensar en positivo. Las ha visto dentro del vestuario: “Presión existe porque va inherte con la responsabilidad del futbolista. En cuanto a la necesidad de ganar, sobran las palabras porque es una obviedad. En este momento podemos ser optimistas porque los veo muy responsabilizados y con un estrés positivo. Soy moderadamente optimista. He visto buen juego, cosas interesantes que me hacen serlo. Sobre todo por la recepción del mensaje, que ha despertado compromiso en los futbolistas”. Al técnico le han bastado cuatro días para determinar lo que quiere que sea su Salamanca: “Quiero un Salamanca con su entidad y basado en los elementos básicos de su juego, que son los grandes jugadores que tiene: Hugo Leal, Salva Sevilla y Quique Martín. A partir de ellos trataremos de organizar nuestro juego”.

Personalmente, el Gordo reconoce haberse sentido a gusto en sus primeros días como preparador: “Quería ver cómo me sentía, y en cuanto a energía y fuerza he estado a la altura de las circunstancias. También me he sentido metido con el grupo y por eso estoy muy contento”. No obstante, no quiere ni oír hablar de aquello de entrenador nuevo, victoria segura: “Eso es un tópico y yo no creo en ellos ni en la suerte. Creo en el trabajo y en una idea preconcebida”, afirma.

D’Alessandro también se muestra especialmente satisfecho por el ambiente de ilusión generado con su llegada al club: “En cuanto a reacción social, ha habido una respuesta muy positiva y eso es bueno siempre. No es magia, es simplemente lo que envuelve este gran espectáculo que es el fútbol”.