El mejor fichaje se llama 'tres puntos'

La UDS visita Luanco con lo que empieza a ser una necesidad por sumar de tres en tres

La Unión Deportiva Salamanca afronta su cuarto partido de 2013 con la obligación de ganar después de haber tropezado en las últimas semanas. Se necesitan los puntos para no perder el 'play off' de vista y más si enfrente está un rival de los que se conviernten en convidados de piedra por querer meterse en la misma lucha.

Nueva salida para la Unión Deportiva Salamanca que, como todas en la categoría, no será fácil pero que tiene que caer sí o sí del lado unionista porque se arrastran tres semanas sin conseguir los tres puntos -dos derrotas y un empate-, y con ese bagaje los puestos de 'play off' se han alejado ligeramente. El objetivo tiene que ser que ese hueco no se abra más y conseguirlo pasa por triunfar en el campo el Marino de Luanco.

 

Son días en los que la atención parece estar más centrada en los despachos tanto por temas instituciones como por la posibilidad de que la plantilla unionista se vea reforzada con algún jugador que le de un salto de calidad. Pero mientras se resuelven los 'temas presidenciales' y mientras se confirma o no si llegan rostros nuevos al vestuario lo cierto es que lo importante a corto plazo se dirime sobre el verde. Siendo prácticos la mejor incorporación que puede hacer ahora mismo la UDS es la de sumar de tres en tres a su casillero y para eso el equipo deberá mejorar sus prestaciones ofensivas de las últimas semanas y también minimizar sus errores atrás.

 

Con la baja de Almami Moreira por sanción es de preveer variantes en el once inicial. Quizás Piojo vuelva al equipo titular y habrá que ver si vuelve a encontrar hueco Javi H., que regresa a la convocatoria después de su ausencia de la semana pasada. También vuelven José Ángel, tras su partido de sanción, y Ladero, una vez superados sus problemas físicos y el que se queda fuera de esta citación es Aitor Pons. 

 

En un campo que se espera blandito por las últimas lluvias y frente a un adversario que se hace fuerte en su feudo donde tan sólo ha perdido dos partidos por la mínima ante Avilés y San Sebastián, la UDS tendrá que estar muy firme atrás -el Marino ha anotado 17 goles en casa-, y efectiva arriba -ha encajado nueve-. Y otra cosa con la que tendrá que tener cuidado es con las tarjetas. Son ya seis partidos consecutivos en los que los blanquinegros han terminado con uno menos y con ese promedio es complicado, en una categoría tan igualada, sacar los partidos adelante.