El mejor atletismo regresa a 'casa' en Salamanca

La presencia de Ruth Beitia y Orlando Ortega, el estreno de la pista cubierta 'Carlos Gil Pérez' y la clasificación para el Europeo marcan la celebración del primer campeonato de alto nivel en quince años en una ciudad santo y seña del atletismo.

Atletismo de oro y diamantes, con solera, calidad y nombre de leyenda. Así se presenta el LIII Campeonato de España de Atletismo en pista cubierta en categoría absoluta, que se disputa en Salamanca a partir de este sábado por la mañana y que será una muestra de lo mejor del atletismo español, que acudirá casi sin excepción, lo que convierte la cita en la primera de alto nivel en años en una ciudad que siempre ha brillado en este deporte.

 

 

QUINCE AÑOS OSCUROS

 

El certamen pone fin a una travesía del desierto de casi quince años para el atletismo local. El deporte que más olímpicos y más éxitos ha dado a Salamanca ha pasado por una etapa oscura a pesar de que el trabajo de federación, atletas y clubes se ha mantenido. De forma incomprensible, y casi de un año para otro, se desmontó un sistema que había alcanzado éxitos incontestables y el ambiente atlético se enfrío. El abrupto final del apoyo institucional (el Ayuntamiento rompió su convenio con la Usal para apoyar a los grandes equipos del ADUS) y un bache deportivo hicieron el resto, y Salamanca ha estado desaparecida de los grandes campeonatos desde 2003.

 

El estreno de la nueva pista cubierta, hace un año, es motivo suficiente para volver a celebrar un campeonato. De hecho, celebrar campeonatos que den lustre a la inversión parece el gran objetivo desde que se inauguró porque se han programado desde un encuentro internacional a los diversos autonómicos. En eso el atletismo español está de enhorabuena, porque lo que durante años fue falta de instalaciones ahora es un 'boom': los últimos tres campeonatos han servido para estrenar pista, Madrid-Gallur, Antequera y Salamanca, y desde 2012 que se hizo en Sabadell son cuatro las instalaciones de nuevo cuño que lo han albergado.

 

 

UN HOMENAJE DEBIDO

 

El Campeonato de España servirá para hacer un homenaje debido (lleva un año pendiente) a una figura clave del atletismo local y español: Carlos Gil Pérez. Si el atletismo es hoy en día lo que es, en buena parte se lo debe al legendario entrenador, fallecido hace unos años: por algo fue dos veces Medalla de la Real Orden del Mérito Deportivo, la primera nada menos que en 1968. Luchó siempre por cuidar a los atletas y darles las mejores instalaciones, y la pista cubierta fue su gran caballo de batalla. Sería un sueño cumplido para él y el sábado sus grandes atletas (Albarrán, Sánchez Paraíso, Antonio Sánchez, Rosa Colorado, Frutos Feo) le harán justicia.

 

Gil Pérez, entrenador de olímpicos, fue también un visionario de la gestión deportiva y echaría en falta un plan de uso para la instalación del que, ahora mismo, carece. Hasta los atletas de alto nivel tienen que pagar por usar, que es un simple detalle (culpa de ceder la gestión a una empresa privada), y falta un proyecto para acoger un centro de tecnificación o convertirlo en un polo permanente para la preparación de alto nive. Gil Pérez entendía la pista como una pieza más para poder entrenar bien todo el año, como parte de la preparación para un Mundial o unos Juegos, no sólo para el brillo de los campeonatos.

 

 

LAS ESTRELLAS

 

En lo deportivo, la pista es propicia para buenas marcas en pruebas explosivas como la velocidad y las vallas, y algo menos de 800 en adelante con el hándicap de la altura. El campeonato es clasificatorio para el Europeo: todo aquel que quiera estar en Belgrado tiene que venir por Salamanca, y hacerlo bien; también hay que tener mínima y esta es una de las últimas oportunidades para hacerla. Seguro que el domingo termina con una buena colección de las mejores marcas hechas en España.

 

Candidatos número uno son las dos estrellas del campeonato: Ruth Beitia y Orlando Ortega, ante la ausencia de Hortelano. La santanderina es ya un mito del atletismo español. Tras amagar su retirada en 2012, realmente lo que hizo fue liberarse y saltar como nunca. El oro olímpico y la Diamond League la convierten en una de las mejores atletas del mundo. Sólo un detalle: ha estado a punto de ganar el premio Laureus al mejor regreso mundial, sólo se lo ha quitado un fenómeno como Michael Phelps. Beitia tiene quince títulos en pista cubierta y otros doce al aire libre: de hecho, los ha ganado todos desde 2006. Por cierto, la mujer con más títulos nacionales al aire libre sigue siendo otra mujer excepcional, la salmantina Rosa Colorado, con 19.

 

Ortega ha revolucionado las vallas en España. Como pasó con Jackson Quiñónez, el atleta nacido cubano se ha convertido en referente del atletismo nacional tras su medalla en Río. Es uno de los mejores del mundo en 60 y 110 vallas y va a dar muchos éxitos, puede que incluso el primer récord de España absoluto en una prueba olímpica en la pista salmantina (De Arriba estrenó el palmarés con el de 500 el año pasado).

Noticias relacionadas