El MBA en Dirección de Empresas Familiares entrega el III Premio Empresa Colaboradora al Grupo Global Exchange

El rector de la Universidad entrega el reconocimiento a la empresa salmantina Global Exchange (Foto: Torina Heras)
Ver album

El galardón se entregó en el marco del acto de conmemoración del Día de la Empresa, celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca y presidido por el rector, Daniel Hernández.

La quinta promoción de alumnos del MBA en Dirección de Empresas Familiares, organizado por la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca, ha celebrado en la tarde del jueves el “Día de la Empresa”.

 

Este acto tiene como objetivo reconocer la labor de las empresas como fuente de generación de riqueza en la sociedad. En particular, se reconoce el apoyo que el MBA DEF recibe de las empresas, quienes son las destinatarias finales de los alumnos que se forman en este postgrado universitario.

 

En la sesión, celebrada en el Paraninfo de las Escuelas Mayores de la Usal, el rector, Daniel Hernández Ruipérez, entregó el III Premio Empresa Colaboradora MBA DEF (año 2013) al Grupo Global Exchange por su apoyo constante a las actividades de formación del MBA DEF. Esta colaboración ha facilitado la captación de alumnos con talento, lo que unido al proceso formativo que se sigue, dio lugar a varias promociones de alumnos que han ayudado sustancialmente a las empresas que han confiado en ellos. En las anteriores ediciones este premio fue otorgado a Banco Santander (año 2011) y SA Mirat (año 2012).

 

El acto contó, además, con la presencia del alcalde de Salamanca,  Alfonso Fernández Mañueco; el director territorial de Castilla y León del  Banco Santander, Carlos Ranera González; el presidente de Empresa Familiar Castilla y León, Gerardo Gutiérrez; la vicerrectora de Estudiantes e Inserción Profesional, Cristina Pita; y el director del MBA, profesor Julio Pindado.

 

Durante el transcurso del acto, Ana Rivero, directora de Estrategia de Santander Asset Management, ofreció la conferencia “Perspectivas Económicas y Mercados Financieros” y María Sanchiz, socia de PWC del departamento de Empresa Familiar y Grandes Patrimonios, analizó “Temas candentes en la fiscalidad de la Empresa Familiar”. En ambas charlas se realizó un recorrido por los aspectos de actualidad que más interesan a las empresas.

 

Año a año este proyecto formativo va acumulando éxitos, siendo los alumnos la mejor constatación de los mismos, así como el papel jugado por este MBA en la profesionalización de las empresas familiares, lo cual es un factor crucial para afrontar la situación competitiva del mundo de los negocios.

 

El acto del “Día de la Empresa” se organiza anualmente por el MBA DEF para reconocer el apoyo de las empresas a este programa formativo en todos sus ámbitos, desde la docencia hasta la concesión de becas, prácticas remuneradas y contratos. Este proyecto supone un acercamiento efectivo entre la Universidad y la empresa, como recalcó el rector de la Universidad de Salamanca.

 

De hecho, en la presente edición 12 empresas ha otorgado 14 becas, que son: Beca Banco Santander, Becas Global Exchange (2), Beca Sociedad Anónima Mirat, Beca PWC, Beca Grupo Blázquez, Beca Corporación Financiera Arco, Beca C.F.A. - Haciendas de España, Beca Bernabé Campal, Beca Ibérica de Servicios, Beca Grupo Prado, Beca Grupo Commoziona, Beca HC Catering y Beca Globalia.

 

Durante las 5 promociones del MBA DEF, organizado por la Cátedra de Empresa Familiar, se ha demostrado que este proyecto formativo es una buena herramienta para desarrollar el proceso de profesionalización de la empresa familiar. Aunque la casuística es elevada la tipología de proyectos formativos se pueden clasificar en tres grandes bloques.

 

En primer lugar, se colabora con las empresas en la búsqueda y formación de profesionales ajenos a la familia a los que se les forma en las distintas áreas de la empresa desde la óptica y con los valores de la empresa familiar. En segundo lugar, se facilita una adecuada formación para los miembros de la familia empresaria, para que desarrollen su actividad en la empresa familiar como unos auténticos profesionales. Y, por último, se forma a alumnos con talento que completan los grupos anteriores hasta alcanzan el número de 25, para una vez formados puedan acudir al mercado con una formación sólida y unos valores acordes a las necesidades de las empresas.

 

En los tiempos de dificultades económicas como los actuales los valores tienen un papel esencial en el desarrollo de las actividades empresariales. De hecho, son los valores de los alumnos uno de los aspectos más apreciados por las empresas, en tanto, que facilitan notablemente la adaptación del alumno a la cultura de la empresa. Los valores que destacan, al igual que en la empresa familiar, son la unidad y el compromiso. La unidad se consigue con la plena identificación del alumno con la empresa en la que trabajan o lo harán en el futuro, lo que facilita la consecución de los objetivos. El compromiso es resultado de un ejercicio de autodisciplina combinado con la cultura del esfuerzo.

 

El MBA destaca por su enfoque totalmente práctico, de acuerdo con las necesidades de formación que ponen de manifiesto las empresas colaboradoras. En este contexto, el método del caso se utiliza como herramienta de aprendizaje con el fin de preparar a los alumnos para analizar con rigor los problemas a los que se enfrentan en las empresas, desarrollando hábitos intelectuales que capacitan a las personas a enfrentarse a la solución de estos problemas. En definitiva, el MBA DEF sirve como punto de encuentro entre la USAL y un conjunto de 76 empresas, de las cuales 40 son empresas colaboradoras y 36 son empresas amigas.