Él masajista, ella profesora de yoga y sus 2 hijos con apellidos falsos, así vivían los etarras en México

Los dos miembros de ETA detenidos este domingo en México, Juan Jesús Narváez Goñi e Itziar Alberdi, trabajaban de masajista y en un centro de yoga, respectivamente, usando para ello identidades falsas, que también utilizaban sus dos hijos.

Tanto los dos etarras como sus dos hijos, de 17 y 19 años, han llegado este lunes a Madrid en el mismo avión. Según las citadas fuentes, los vástagos de Narváez Goñi y Alberdi utilizaban los apellidos de acuerdo a la identidades falsas de sus padres, que utilizaron para ocultarse en México durante 22 años.

En concreto, Narváez Goñi trabajaba en el momento de su detención de masajista, mientras que su mujer, la también etarra Itziar Alberdi, estaba empleada en un centro de yoga y artes esotéricas.

Los hijos de ambos no tenían un conocimiento real del pasado terrorista de sus padres, que acumulan 19 causas judiciales en la Audiencia Nacional, cinco de ellas comunes. Ni Narváez Goñi ni Alberdi tenían contacto con ETA.
 

Noticias relacionadas