'El Mariquelo': "Mi esfuerzo irá dedicado al Banco de Alimentos"

Foto: I. C.

Como cada 31 de octubre desde hace 29 años el folclorista Ángel Rufino de Haro, 'El Mariquelo', cumple con la tradición y sube a la Catedral Nueva, para agradecer a Dios que los temblores del terremoto de Lisboa no destruyeran la catedal ni causaran ninguna muerte en Salamanca.

 

EL 'SUSTO', OLVIDADO

 

 

-Ha tenido un año muy difícil... ¿Cómo lo ha vivido?

 

-"Tengo la conciencia muy tranquila y espero que todo se solucione lo más pronto posible. La verdad que deseando que pase un año tan duro como ha sido este 2015".

 

-¿Ha tenido problemas para trabajar debido a la situación que ha vivido?

 

-"Sinceramente todo lo contrario, he tenido el apoyo de muchísima gente, de las instituciones salmantinas y de las regionales, he trabajado como siempre".

Un año más, y van 29, el folclorista salmantino cumplirá con la tradición, la que le lleva a subir cada 31 de octubre hasta la parte más elevada de la Catedral Nueva de Salamanca, -a más de 200 metros y 356 escalones- , como acción de gracias, un acto que comenzó en 1755, como una forma de agradecer a Dios que el terremoto de Lisboa de ese año, que se sintió en la ciudad, no destruyera la Catedral ni causara víctimas mortales.

 

Esta parte de la historia de Salamanca comenzó en 1755 y, desde aquel año, uno de los miembros de la familia de los Mariquelos, que cuidaba la Catedral salmantina, subía hasta lo más alto del edificio.

 

Doscientos años después, en 1985, el folclorista recuperó la tradición y, tras considerarse el heredero de los Mariquelos, comenzó a subir al cupulín, donde se encuentra la veleta de la Catedral Nueva, aunque en los últimos años, y debido al estado en el que se encuentra, se decidió que solo llegaría a la base.

 

-¿Por qué sube cada 31 de octubre a la catedral?

 

-"Para dar gracias a dios por el terremoto de Lisboa que tuvo lugar en el año 1755, la gente al ver y escuchar los temblores pensaba que era el fin del mundo y su mejor refugio fue la Catedral Salmantina". 

 

-Una tradición de la familia de Los Mariquelos, ¿eran su familia o simplemente ha continuado con sus costumbres?

 

-"Que va, simplemente fue un apodo que heredé, pero no éramos familia. Más tarde, en torno al año 1985 recuperé la tradición de esta familia y comencé a subir cada año hasta lo más alto de la Catedral para dar gracias a Dios por cada una de las personas que en ese terremoto sufrieron".

 

-¿Qué le parece que El Cabildo haya prohibido la subida hasta el campanario de La Catedral salmantina?

 

-"Respeto la opinión y decisión de El Cabildo catedralicio. Lo hacen por mi seguridad y yo lo entiendo y soy consciente de ello. En esta ocasión lo más importante es continuar con la tradición aunque la subida sea menor". 

 

-¿A qué cree que se debe esta prohibición? ¿Por qué llega este 2015 y no antes?

-"Ya anteriormente me habían limitado y cada año pues lo han intentando, siempre pensando en mi y mi seguridad, les estoy muy agradecido y sobre todo la gente que me quiere también ya que la subida supone un riesgo muy importante".

 

-Cada año dedica su esfuerzo a alguien, ¿a quién va dirigida este año?

 

-"Si, unas veces ha ido para proyecto hombre, cáncer de mama, siempre intento ayudar a personas que realmente lo necesitan. En esta XXIX edición he decidido que vaya para el Banco de Alimentos salmantino, creo que en los momentos que atravesamos mi esfuerzo debe ir dedicado a gente que atraviesa muchas necesidades".

 

-¿Qué tiene que hacer alguien que quiera donar alimentos?

 

-"Pues se llevaría un alimento no perecedero, a poder ser aceite que se necesita y mucho, a la Plaza de Anaya y la Rúa. Allí vamos a tener a disposición del público numerosos contenedores para que la gente deposite lo que pueda o quiera".

 

-¿Es cierto que están a punto de declarar la subida Fiesta de Interés Turístico Regional?

 

-"Si estamos en ello. Reúne casi todas las condiciones que debe tener una fiesta de este tipo. Tiene más de veinte años de tradición, se dedica a gente que más lo necesita... Además estamos recogiendo firmas, ya tenemos 500 y el día 31 recogeremos más, no es que se necesite pero es una forma de apoyo".

 

-¿Cómo va a ser el recorrido del día 31 de octubre hasta la subida? ¿A qué hora tendrá lugar?

 

-"De 9 a 9:30 me reuniré con numerosas personas y todo aquel que lo desee para realizar el pasacalles por el Puente Romano, Anaya y Rúa hasta llegar a la Plaza Mayor donde bailaremos. También estaremos con numerosos grupos de distintos puntos del país como Segovia, Andalucía, Extremadura y otros para aunar costumbres de distintas comunidades por lo que esta fiesta además sirve para disfrutar de la cultura española. Así llegaremos a las 11 u 11:30 horas a la Catedral para que yo comience mi ascenso".

 

Y es este 2015 cuando Ángel Rufino de Haro ha superado uno de los peores tragos de su vida, pero es ahí donde se ve el "Poderío y Salero de 'El Mariquelo'", que nunca se viene a bajo y continúa con la tradición, con su vida y como no, pensando siempre en las personas que más lo necesitan.