El mantenimiento de un coche eléctrico es tres veces más barato que el de un híbrido

Los costes de mantenimiento de un coche eléctrico son tres veces menores que los de un híbrido y muy inferiores a los de automóviles con motores tradicionales, ya sean diésel o gasolina, según se desprende del estudio 'Vehículo y ahorro según motorización', realizado por Audatex.

El informe pone de manifiesto que, con un rodaje de 120.000 kilómetros, el coste anual de mantenimiento de un coche medio es de 3.200 euros para los híbridos, 2.143 euros para los diésel, 2.038 euros para los de gasolina y 1.156 euros para los eléctricos.
 

 

De esta forma, el coste de mantenimiento de un automóvil híbrido triplica el de un eléctrico que, además, presenta un gasto inferior en un 56% al correspondiente a un turismo de gasolina y un 54% menor que el de un diésel.
 

 

Audatex explica que a partir del sexto año el coche suele necesitar más revisiones y sustitución de piezas por desgaste. El mantenimiento del eléctrico es más barato debido en parte a que no requiere operaciones como cambio de aceite, de la correa de distribución, del filtro del aire o del carburante.
 

 

Según el estudio, un automóvil eléctrico necesita una pequeña revisión cada 5.000 horas, período en el que un coche convencional ha recorrido una media de 50.000 kilómetros, necesitando varios cambios de aceite.
 

 

El responsable de Ventas, Fabricantes y Asociaciones de Audatex, José Luis Gata, indicó que, pese a las barreras de autonomía, recarga de batería y alto precio que presenta el vehículo eléctrico, el coste por kilómetro es muy bajo y su tecnología hace que apenas requiera mantenimiento mecánico. "Sus ventajas de ahorro hay que verlas claramente en términos de consumo y posventa", añadió.