El mando que destapó la Gürtel, nuevo responsable de la Información de Interior sobre terrorismo y crimen organizado

José Luis Olivera y Jorge Fernández Díaz

El comisario principal Olivera asume la dirección del CITCO, "el mejor escudo ante el terrorismo y el crimen organizado", según Fernández Díaz.

El comisario principal de la Policía Nacional, el veterano José Luis Olivera Serrano, es desde hoy el máximo responsable de la Inteligencia dependiente del Ministerio del Interior después de tomar posesión de su cargo en un acto en el que ha tomado posesión como director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), un organismo que el ministro Jorge Fernández Díaz, ha descrito como "el mejor escudo" contra este tipo de delincuencia.


El CITCO es el resultado de la fusión del anterior Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA) y el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) llevada a cabo por este Gobierno. Según ha explicado el ministro es un "hecho objetivo y contrastado en la coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que terrorismo y crimen organizado son dos formas de crímenes cada vez más íntimamente ligados". "Una vez tras otra, ambos aparecen vinculados en cuanto a su financiación, sus procedimientos logísticos, su modus operandi o incluso la captación de sus miembros", ha añadido.

Según informan a Europa Press fuentes conocedoras del nombramiento, la designación de Olivera es una apuesta personal del ministro y el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez. Este mando policial cuenta con una larga trayectoria en la Policía Nacional donde ha desempeñado cargos sensibles. Entre otros destinos, fue el encargado de dirigir la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) desde su nacimiento en 2005 hasta 2012. Bajo su gestión se destapó la trama Gürtel, que afectó a numerosos cargos del PP.

CESADO TRAS LA VICTORIA DEL PP

Tras la victoria electoral de Mariano Rajoy en las últimas elecciones generales fue cesado de ese cargo y se le destinó a la dirección del CICO desde donde ahora ha sido ascendido a controlar la información no sólo del crimen organizado, sino también del terrorismo y de los movimientos radicales que elabora la Policía y la Guardia Civil. El CITCO también alberga representantes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) e Instituciones Penitenciarias.

Olivera tendrá ahora información de más de 200 investigaciones en materia de lucha contra el terrorismo, varias de ellas relacionadas con el yihadismo, que tendrá que coordinar entre distintos cuerpos policiales. De la magnitud del nombramiento daba cuenta el alto número de asistentes a la toma de posesión.

Además de estar presente la cúpula del ministerio del Interior, la Policía y la Guardia Civil al completo, también estaba el responsable del CNI, Félix Sanz Roldán, y numerosos jueces y fiscales del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional. También estaba representada la Ertzantza y los Mossos d'Esquadra.

"EL NUEVO HOOVER"

Al término del acto, varios compañeros se han acercado a dar la enhorabuena a Olivera. "Ya eres el nuevo Hoover", ha llegado a comentar uno de los presentes refiriéndose John Edgar Hoover, el mítico fundador del FBI norteamericano. "Bueno, ese estuvo 40 años", ha contestado Olivera aceptando la broma. Minutos antes dirigió unas palabras a los asistentes ante los que visiblemente emocionado agradeció personalmente al ministro Fernández Díaz la confianza depositada. "Muchas gracias señor ministro, espero no defraudar", ha dicho.

Ha calificado al CITCO como "una avanzadilla" contra el terrorismo y el crimen organizado y ha vaticinado que los informes que se elaboren bajo su gestión "serán muy útiles para la toma de decisiones". Durante el acto también ha tomado la palabra el secretario de Estado de Seguridad de quien depende de manera directa el CITCO. Francisco Martínez ha elogiado a Olivera y ha dicho que necesitará "todas las cualidades" del mejor policía, "incluido el instinto".

El nombre de Olivera estuvo envuelto en cierta polémica en 2012 después de una visita que, ya como responsable del CICO, realizó a los fiscales anticorrupción de Cataluña en compañía del responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas.

VISITA A LOS FISCALES DE CATALUÑA

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) denunció que aquella visita "en teoría tenía por objeto exponerles un nuevo programa de análisis de información, pero que aprovechando la reunión les mostraron un folio con un esquema de actuación para registrar la sede de CDC y de algunas personas responsables de la Fundación Trias Fargas, siendo denegada esa actuación por los fiscales".

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, explicó que esa reunión, celebrada el 29 de octubre de 2012 fue para ofrecer sus servicios, según dijo, algo habitual en todas las "investigaciones complejas", en referencia al 'caso Millet'.

"Fue el jefe de la UDEF con el jefe del departamento de Asuntos Internos para poner a disposición de una investigación tan compleja como esa el departamento de Análisis de Asuntos Internos, que siempre participan de investigaciones complejas, por tanto, formaba parte de la normalidad", explicó Fernández Díaz.