El mal ataque de Aquimisa Laboratorios le condena ante el colista

Los salmantinos no fueron capaces de superar el mal porcentaje y selección que firmaron en tiros de campo
Aquimisa Laboratorios ha perdido en un encuentro que el propio equipo señalaba como importante en la lucha por la permanencia. Con una mala selección de tiro, muchos errores en los lanzamientos y demasiadas pérdidas de balón, el conjunto charro no fue capaz de doblegar en casa al Miguel Antonio Robleda de Burgos, que llegaba a Salamanca sin conocer la victoria en los tres primeros choques de Liga.

Aquimisa comenzó muy frío el encuentro ante Burgos, quien por el contrario arrancó en el primer cuarto con las ideas más claras y llevando a iniciativa siempre en ataque. Los burgaleses hacían daño a los locales desde el interior, con buenos porcentajes y un Arnaiz que tomó la responsabilidad sumando 6 puntos y 7 rebotes en los primeros 10 minutos.

Sin embargo, el punto débil de los charros no estuvo en la defensa, donde Aquimisa estuvo a un nivel aceptable, sino en ataque, con malas elecciones de tiro. Sin embargo, un parcial favorable a Aquimisa para terminar el primer cuarto de 6-0 dejó el marcador final del primer cuarto en un ajustado 12-14.

En el comienzo del segundo parcial, sin embargo, las diferencias se hicieron más amplias aún y el Miguel Antonio Robleda firmó un 0-11 para comenzar que puso el luminoso de Würzburg en 12-25. Aquimisa seguía con porcentajes muy malos de tiro, a lo que se sumaron hasta seis pérdidas en este cuarto, que condenaban a los charros a seguir por detrás en el marcador.

Y es que los locales no tenían el día desde 6.75 metros, con 3/11 al descanso (27%), pero es que en tiros de dos, el porcentaje era aún peor, del 26% (5/19). No encontraba su juego Aquimisa y la diferencia al descanso ya era de diez puntos (20-30) a favor de Burgos.

En el tercer cuarto, en cambio, cambiaron las cosas para los charros aunque solo en parte, ya que al menos recortaron la diferencia del luminoso hasta terminar con 31-39 a falta de los últimos diez minutos por jugarse. Sin embargo, los errores de los charros eran los mismos, ya que faltaba precisión en el tiro y las pérdidas, sobre todo tras recuperación, ascendían ya a 17.

Lo intentó el equipo de Avelino García con defensa a media cancha durante muchos minutos, que agobió la salida del balón de los visitantes, pero los tiros de los burgaleses que no entraban comenzaron a resolver muchas situaciones comprometidas para los visitantes en el último parcial, en el que Barriuso se erigió como gran protagonista con hasta 3 triples casi seguidos en el último cuarto.

Lo intentaron hasta el final los charros, luchando cada balón en defensa, pero estaban demasiado lejos en el marcador (Burgos jugó con rentas de 12 puntos) y los tiros seguían sin entrar.

Así pues, decepción en Aquimisa Laboratorios, que remó y remó… para morir en la orilla.

FICHA DEL PARTIDO:

53 AQUIMISA LABORATORIOS (12+8+11+22): Juan Antón (0), Arturo Cruz (16), José A. García (2), Miguel A. García (4), Toño Rodríguez (4) –cinco inicial- Javi Mesa (4), Víctor Martín (15), Alberto Alonso (7), Diadia Mbaye (1), Lavado e Iglesias.


63 MIGUEL ANTONIO ROBLEDA (14+16+9+24): Fernández (2), Arnaiz (8), Gómez (6), González (4), López (11) –cinco inicial- Rodríguez (7), Ortega (8), Liparteliani (5), Barriuso (12) y Moro (0).


ÁRBITROS: Rodríguez y Pérez. Sin eliminados.

INCIDENCIAS: 4ª jornada de Liga. Pabellón de Würzburg, 400 personas.