El maíz se convierte en el cultivo ‘estrella’ por su valor actual en la Lonja y posición en el mercado

Remolacha y patata verán reducida su superficie sembrada en la próxima campaña
Año atípico para los cultivos de regadío en la provincia de Salamanca, no por el auge y la importancia de la que goza el maíz, sino porque tanto la patata como la remolacha han perdido peso entre los cultivos de regadío con un descenso de la superficie sembrada de cara a la próxima campaña.

“El maíz está muy fuerte y las perspectivas de cara al futuro son también bastante positivas por lo que se ha convertido en el más rentable y apetecible para los agricultores en estos momentos”, destaca Juan Manuel Redero, agricultor de la zona de Las Villas.

En la actualidad, el maíz cotiza a 218 euros la tonelada y su valor ha sufrido escasas modificaciones a la baja y su tendencia alcista y estable se deja sentir ya desde hace muchas semanas. Además, el agricultor se decanta por él porque es el más apetecible gracias a la rentabilidad que ofrece en estos momentos.

No ocurre lo mismo con la patata, que es uno de los damnificados y las primeras estimaciones apuntan hacia un descenso del 20% en la sementera de esta nueva campaña debido al elevado precio de la semilla y la escasez de calibre pequeño, hecho que, unido al bajo precio el año pasado, hacen que el agricultor firme contratos aunque sea a un precio más bajo del que puede recibir en el mercado libre por temor a que ocurra la catástrofe pasada con valores de entre 0,03 y 0,06 euros por kilo, aunque en teoría después de un año malo en precio viene uno rentable.

Por último, la remolacha también verá mermada la superficie sembrada, en torno a un 10% porque los agricultores, pese a tener un precio asegurado cada campaña, tienen que alcanzar producciones muy altas para ser competentes en el mercado (más de 100 toneladas por hectárea) y la tardanza de más de un año en el cobro les frena a la hora de decantarse por otro cultivo que en su momento tuvo su ‘estrella’.