El 'Mafia' se conforma con 2,5 años de cárcel por acuchillar a otro joven en el 'Rincón Latino' de Valladolid

El joven de origen dominicano, Álex G.C.G, alias 'Mafia', ha aceptado hoy una condena de dos años y medio de cárcel por un delito de tentativa de homicidio cometido en agosto de 2011 en la persona de un compatriota, Junior R.S.S, durante una pelea registrada en El Rincón Latino de la capital, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.
VALLADOLID, 18 (EUROPA PRESS)



El juicio previsto en la Audiencia de Valladolid no ha llegado a celebrarse debido a que el Ministerio Fiscal, que inicialmente pedía una condena de tres años y ocho meses, y la defensa, que solicitaba dos por delito de lesiones, han llegado a un acuerdo para que los hechos fueran finalmente considerados como tentativa de homicidio, con la atenuante de reparación del daño, y que la pena a imponer quedara reducida a dos años y medio de privación de libertad y, en concepto de responsabilidad civil, al pago de 7.100 euros por los días de curación y las secuelas y de otros 510,26 euros al Sacyl por los gastos médicos.

El acuerdo, que será plasmado en los próximos días por la Sección Cuarta de lo Penal en la correspondiente sentencia, hace referencia a hechos ocurridos la madrugada del día 29 de agosto de 2011 en El Rincón Latino, sito en el número 1 de la calle Hostieros de Valladolid, donde el acusado y la víctima, que mantenían una relación de clara enemistad, que se había traducido incluso en otros procedimientos judiciales en los que ambos se hallan enfrentados, se enzarzaron en una pelea.

Con carácter previo, tan sólo una hora antes, los dos contendientes ya habían tenido un 'rifi-rafe' en el bar Richard del Barrio de Las Delicias, lo que llevó a 'Mafias' a pasar por su domicilio para recoger un machete marca Bellota--llevaba la etiqueta 'Hecho en Colombia--y con una hoja de 64,51 centímetros que ocultó entre sus ropas antes de dirigirse a El Rincón Latino.

Una vez allí, el procesado se dirigió hacia el lesionado y animado por el propósito de acabar con su vida le lanzó una cuchillada a la zona del cuello, de arriba hacia abajo, si bien la víctima, de forma instintiva, logró parar el golpe con sus manos, con lo que sufrió lesiones en ambas extremidades superiores.

Acto seguido, el agresor se dio a la fuga y se deshizo del machete en la calle Maldonado, donde, aún con restos de sangre y sobre un andamio situado a la altura del número 8, fue hallado al día siguiente por un agente de la Policía Municipal.