El Madrid sigue intratable y el Grescap Bizkaia se viste para Europa

Felipe fue el máximo anotador de los blancos con 12 tantos, seguido de Llull con 11
Los hombres de Pablo Laso están decididos a no abandonar la senda del triunfo, como se pudo comprobar en la sexta jornada de la Liga Endesa este domingo frente al UCAM Murcia (64-79) en el Pabellón Municipal Deportivo de Murcia, con una nueva exhibición sobre la pintura, mientras que el Gescrap Bizkaia realizó la titánica tarea de derrotar al Unicaja (82-65), por lo que se perfila para su cita en la 'Eurocup' del jueves.

El cuadro pimentonero que dirige Óscar Quintana encaraba la sexta jornada de la fase regular de la Liga Endesa con una tarea inmensa por delante. Había que derrotar a un equipo que continuaba invicto, el único de la competición. A pesar de ello y de no poder contar con Andrés Miso, con una sobrecarga muscular en los isquiotibiales de la pierna izquierda, ni el estadounidense Joe Ragland, que espera a recibir el pasaporte liberiano que le permita competir como comunitario, los murcianos encararon con optimismo el choque.

Con su racha de imbatibilidad bajo el brazo, los de Pablo Laso decidieron salir a por el partido desde el inicio para no tener complicaciones. Con una defensa ejemplar, cerraron el primer cuarto con once puntos de diferencia (11-22). Salvo el susto inicial de los segundos diez minutos, en los que un parcial de 7-0 a favor de los locales amenazó con reducir su ventaja, los blancos intentaron cerrar el partido. Tanto fue así que la diferencia al descanso era de veinte (24-44).

Con el renovado Sergio Llull (11 puntos) cómodo en las cabalgadas de su equipo, y Felipe Reyes (12 puntos), Mirotic y Begic -16 rebotes entre los tres- aportando seguridad bajo el poste, el líder de la Liga Endesa comenzó a ceder terreno para mantener su ventaja. Un detalle que les haría bajar de la temible cifra de anotación de más de diez triples por encuentro.

EL GESCRAP BIZKAIA ROMPE CON TODO
El duelo que enfrentó a dos de los equipos más en forma del campeonato como el Gescrap Bizkaia y el Unicaja (82-65) -con tan solo una derrota en el primer partido- dejó el triunfo en Miribilla, para los vascos. Así, el cuadro del griego Fotis Katsikaris supera a los andaluces en la clasificación y llega a la primera jornada de la 'Eurocup' frente al Buducnost montenegrino.

Tras un primer cuarto en el que la intensidad fue la nota predominante, Fran Vázquez y compañía, que acumulaban seis victorias consecutivas entre Euroliga y Liga Endesa, comenzaron a ceder terreno. Lamont Hamilton, que rompió el tablero al colgarse del aro, soltó su muñeca a medida que avanzó el encuentro. El pívot terminó con 19 puntos y 22 de valoración.

De escuderos tuvo al alero Konstantinos Vasileiadis (16 puntos), y al pívot Milovan Rakovic, que colaboró en defensa de forma enérgica y terminó fuera del encuentro por faltas personales. Con Marcus Williams, Txemi Urtasun y Krunoslav Simon sin dar su mejor versión, y con el equipo de Jasmin Repesa con malos porcentajes de anotación, los locales se escaparon de forma progresiva hasta que la distancia fue insalvable.

CAI ZARAGOZA Y LAGUN ARO TOMAN AIRE
José Luis Abós celebró su partido número 75 en los banquillos de la Liga Endesa rompiendo la racha de tres derrotas consecutivas que acumulaba el CAI Zaragoza. Lo hizo a costa de la revelación de la temporada, el Blusens Monbus (76-58). El pabellón Príncipe Felipe vio cómo su equipo abrumaba a los visitantes de Compostela en los dos primeros cuartos en la vuelta del ala-pívot Pablo Aguilar.

Esta vez no valieron los 21 puntos y seis rebotes del ala-pívot irlandés Kendall para que el Obradoiro sumara una nueva victoria. Con una diferencia de diecinueve al descanso (46-27), los aragoneses despertaron a los de Moncho Fernández, que deberán seguir trabajando para alcanzar la Copa del Rey. Parte de la culpa la tuvieron el recuperado pablo Aguilar (13 puntos), Henk Norel (14) y escolta estadounidense Michael Roll (16).

El Asignia Manresa perdió la oportunidad de sumar un triunfo trascendental y cerrar el mal inicio de temporada. Llegó una nueva derrota frente a un equipo que sumó su primer triunfo como el Lagun Aro (88-89). El cuadro vasco que comanda Sito Alonso, con el peor arranque de su historia, hizo frente a la prórroga en el pabellón Nou Congost después de lograr empatar en un gran último cuarto. De este modo, los catalanes llegan muy necesitados a los siguientes temibles encuentros: Barça, Madrid y Estudiantes.

EL DERBI TAMPOCO GUSTA AL CB CANARIAS
Hubo que esperar veintiún años para volver a presenciar un derbi canario. El pabellón Insular Santiago Martín se preparó para albergarlo y dar ánimos a su equipo, el CB Canarias, necesitado de sumar su primera victoria desde que ascendiera. No pudo ser, pues el Herbafile Gran Canarias de Pedro Martínez se aupó a la anotación de Spencer Nelson. El ala-pívot de Azerbaiyán sumó 19 puntos y frenó el entusiasmo de los locales, que intentaron remontar durante los cuarenta minutos.