El Madrid se da un festín antes de vivir el 'infierno' turco

Higuain, Kaká, Cristiano y Ozil en dos ocasiones firmaron la goleada de un Madrid que empezó perdiendo.

El Real Madrid ha vencido (5-1) este sábado al Levante en el partido correspondiente a la trigésima jornada de la Liga BBVA, logrando el segundo triunfo de la semana tras ganar al Galatasaray en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, para seguir intratable en el Santiago Bernabéu y coger carrerilla para afrontar con garantías la cita del próximo martes en Estambul.

  

Los de José Mourinho, que acumulan 39 encuentros sin conocer la derrota en su feudo, volvieron a la senda de la victoria en Liga tras el último empate ante el Real Zaragoza. De esta forma, se mantienen segundos en la tabla a costa de un conjunto granota que sumó su duodécima derrota a domicilio en lo que va de campeonato y que le obliga a no bajar los brazos si no quiere alejarse aún más de los puestos europeos.

  

Sin Cristiano, Ozil, ni Di María, el conjunto blanco pensaba de reojo en la cita de Estambul. Era tarde de rotaciones, el escaparate idóneo para los menos habituales. El encuentro comenzó con intercambio de golpes, con un ritmo vertiginoso donde los locales llevaban la iniciativa a su antojo y los granotas volcaban su juego en la contra y la utilizaban como única arma ante la falta de lucidez y arrojo. No había respiro en la meta de Munúa y los arreones inquietaban cada vez más a la zaga valenciana.

  

Espeso y estático, el Levante sufría corriendo detrás del esférico ante un Real Madrid bravo e inconformista. Los de José Mourinho disfrutaban en su hábitat, en un escenario donde eran los protagonistas a base de un fútbol directo y constante. Muestra de esa actitud enérgica, en el minuto 17 Kaká dispuso de la primera ocasión blanca pero un acertado Munúa desvió el disparo del brasileño a córner. Los visitantes sufrían y los merengues aprovechaban cada espacio para buscar la meta rival y asfixiar al contrario.

  

Superados los 25 de juego, los de Juan Ignacio Martínez no daban síntomas de recuperación. No estaban finos en la circulación de balón y no daban tres pases seguidos cuando el conjunto blanco recobraba la posesión con suma facilidad. A cuentagotas, el Levante creaba malestar a la defensa. Sólo a excepciones, pero en una de ellas Míchel abrió el tarro de las esencias tras una contra veloz y un centro milimétrico de Pedro Ríos en el 31 (0-1).

  

Con poco, los granotas habían logrado mucho. Por detrás en el marcador, el Real Madrid se 'enfadó' y la alegría duro más bien poco a los valencianos. Xabi Alonso tiró de escuadra y cartabón para mandar una asistencia teledirigida para que Higuaín, con un remate espectacular, marcara el empate cinco minutos más tarde y su duodécimo tanto en Liga. En plena vorágine blanca, un centro de Kaká al borde del área daba en Diop y el rebote en la mano de Chris. Clos Gómez decretaba penalti y el brasileño lo transformaba para firmar la remontaba 'express' (2-1).

  

A cinco del descanso, los locales y los visitantes habían saboreado la decepción y el éxtasis. Cosas del fútbol, cosas de un Real Madrid que se crece ante la adversidad y es experto en voltear resultados en un respiro, en un abrir y cerrar de ojos.

 

El REAL MADRID SE DA UN FESTÍN DE GOLES

  

Tras el parón, Mourinho dio entrada a Cristiano por Callejón para otorgar aún más intensidad al ataque blanco y para que el portugués no perdiese más de vista al 'Pichichi' Leo Messi. El Levante seguía agazapado atrás esperando un robo de balón o un despiste para asustar al guardameta Diego López. Mientras, los blancos seguían poniendo cerco a la portería contraria en busca del tercero.

  

A pesar de la presión de los de 'JIM', a los visitantes le faltaba chispa. Atacaban tímidamente y rara vez ponían en aprietos la puerta blanca. Pero viendo cómo había llegado el primer tanto, no había que lanzar las campanas al vuelo. Los blancos seguían teniendo entre ceja y ceja el tercero. Higuaín, primero, y Benzema, después, avisaron a Munúa. Aunque las ocasiones se sucedían, faltaba determinación a la hora de rematar.

    

Con el transcurso de los minutos, los granotas fueron perdiendo fuelle por el esfuerzo físico al que le obligaban los locales. Agolpados en defensa, los valencianos no tenían ni un segundo de tranquilidad en su área. Aunque tampoco habían salido de inicio, Di María y Ozil saltaron al césped del Santiago Bernabéu para dar aún más estabilidad y rigor al juego madridista. Con Cristiano en el campo, las jugadas cada vez eran más eléctricas. Sin embargo, en una nueva contra a punto estuvo el Levante de firmar las tablas pero Barkero remató muy alto.

  

Era el minuto 82 y el encuentro entraba en la recta final con dos guiones posibles: o llegaba la sentencia blanca o el ajuste de cuentas del Levante. Como siempre, apareció Cristiano para marcar su vigésimo noveno tanto en el torneo y terminar por hundir la ilusión valenciana a seis de cumplirse el tiempo reglamentario (3-1). Con el Santiago Bernabéu en un frenesí de alegría y entusiasmo, llegó la triangulación de Di María, Cristiano y Ozil que acabó con el gol del alemán y el cuarto de los blancos.

    

Otro tanto, otro castigo para un Levante que ya había tirado la toalla y que recibía un golpe más en un partido que había comenzado ganando. En pleno descuento, Ozil volvió a aparecer para firmar la 'manita' antes de viajar a tierras turcas para lo que debería ser un trámite en cuartos de final de la 'Champions' tras el (3-0) del Bernabéu.

 

FICHA DEL PARTIDO

  

REAL MADRID: Diego López; Pepe, Ramos, Marcelo, Arbeloa; Kaká (Di María, min.57), Xabi Alonso, Modric; Benzema (Ozil, min, 76), Higuaín y Callejón (Cristiano Ronaldo, min45).

 

LEVANTE: Munúa; Chris, Ballesteros, Vyntra, Juanfran; Iborra, Pape Diop, Pedro Ríos (Valdo, min.63); Michel (Barquero, min.76), Rubén y Acquafresca (El Zhar, min.63).

 

   0-1, min.31, Míchel.

   1-1, min.36, Higuaín.

   2-1, min.39, Kaká.

   3-1, min.84, Cristiano.

   4-1, min.87, Ozil.

   5-1, min.90, Ozil.

  

ÁRBITRO: Clos Gómez (C. Aragonés). Amonestó a Sergio Ramos (min.60) por parte del Real Madrid..

  

ESTADIO: Santiago Bernabéu.