El Madrid impone su ley deja al borde del 'KO' a Olympiacos

El equipo de Laso viajará a Grecia con más tranquilidad y en busca de aprovechar una de las dos opciones que tendrá para acabar su revancha.

  

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REAL MADRID: Llull (11), Rudy Fernández (15), Darden (2), Mirotic (14) y Bourousis (19) -cinco inicial- Díez (-), Sergio Rodríguez (11), Reyes (8), Mejri (-), Slaughter (2).

  

OLYMPIACOS: Mantzaris (2), Spanoulis (18), Papapetrou (4), Petway (12) y Dunston (12) -cinco inicial- Printezis (10), Lojesky (13), Shermadini (-), Sloukas (3), Collins (3).

 

PARCIALES: 30-23, 23-21, 17-18, 12-15.

 

ÁRBITROS: Cerebuch (ITA), Sahin (ITA) y Maricic (SER). Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palacio de Deportes. 10.753 espectadores.

El Real Madrid sumó este jueves su segunda victoria en el 'play-off' de los cuartos de final de la Euroliga tras ganar con mucho más trabajo que el pasado martes a Olympiacos griego por 82-77, por lo que viajará a Grecia con más tranquilidad y en busca de aprovechar una de las dos opciones que tendrá para acabar su revancha.

  

No fue un partido sencillo para el conjunto blanco, pese a que, salvo en los primeros compases del partido, fue siempre por delante del marcador y en muchas ocasiones por rentas superiores a la decena, pero su rival nunca se fue del partido e incluso llegó a ser una amenaza en los instantes finales tras un pobre cuarto final de ambos.

  

Sin embargo, los de Bartzokas dejaron claro su excesiva dependencia de Spanoulis, demasiado intermitente, y pagaron su falta de acierto en una suerte fundamental como la de los tiros libres (con un 55,6% de acierto), lo que inutilizó en parte su dominio reboteador. En el bando local, hubo más argumentos, con Ioannis Bourousis (19 puntos y 10 rebotes) como el mejor anotador, pero con otros cuatro jugadores (Rudy -15-, Mirotic -14-, Sergio Rodríguez y Llull -11-) con dobles dígitos en anotación.

  

El campeón de Europa aguantó el primer órdago que le lanzó el Real Madrid. Amagó dominando el marcador (6-11, min.3), pero la labor de Rudy Fernández y Mirotic, más el acierto exterior desde la línea de tres local, volteó el marcador hacia el dominio blanco. Los locales firmaron sus mejores guarismos ofensivos en los primeros diez minutos para dominar a su rival (30-23), con un Spanoulis lejos de su mejor versión.

  

El conjunto de Pablo Laso tiró de defensa para iniciar el primer despegue serio, ayudado en ataque por el gran inicio anotador de Felipe Reyes (8 puntos con 2/2 en triples) para irse 36-23. Olympiacos sufrió para anotar en esos minutos, agotando varias posesiones sin poder lanzar, y vio como entre el pívot y Sergio Rodríguez, autores de los primeros 16 puntos de los suyos en estos minutos, el equipo madridista abría brecha en el marcador.

  

Entonces, el partido se tensó, con piques entre Pentway y Bourousis y entre Collins y Rudy, y los visitantes, con tino desde fuera y 'sabios' en este tipo de momentos, recuperaron sus opciones. Pese a encajar 53 puntos al descanso y apenas contar con su estrella (casi once minutos en pista), los de Bartzokas, con la buena noticia de dominar el rebote pese a la ausencia de Simmons, habían logrado frenar la primera ruptura y alcanzar los vestuarios 'vivos' (53-44).

 

OLYMPIACOS NO SE RINDE

  

El descanso sentó bien a Spanoulis, que empezó a ver aro y acercó peligrosamente al actual campeón en el marcador con dos triples (55-52). Rudy Fernández aceptó el reto del escolta griego y lideró un nuevo despegue local (65-54), ayudado por la falta de acierto rojiblanca en los tiros libres, pero con problemas de faltas en Darden (4) y Mirotic (3). Olympiacos no tuvo continuidad en ataque, donde quedó a expensas de su mejor jugador, mientras que los de Laso demostraron su mayor variedad, tomando Bourousis ahora el relevo ofensivo.

  

Con todo, el conjunto heleno llegó con opciones (70-62) a un cuarto decisivo que se movió por el camino de las imprecisiones, en este caso favorable a los locales que afrontaron la recta final con una diferencia cómoda (75-63, min.36) pese a su extraña negación ofensiva.

  

Un '2+1' de Mirotic parecía sentenciar (78-66), pero Olympiacos, aprovechando un atasco madridista, sacó por enésima vez su carácter para llevar la emoción hasta el final y avisar que el 'infierno' del pabellón de la Paz y la Amistad no convertirá en sencillo el billete para el Mediolanum Forum.