El Madrid cede terreno en su pulso con el Barça tras cosechar un ‘triste’ empate en Almería

El Almería logró un meritorio y sufrido empate ante el Real Madrid que sirve de poco a ambos, ya que el equipo almeriense sigue en puestos de descenso y el madrileño puso en bandeja al Barcelona el título honorífico de campeón de invierno.
EFE

El tanto del argentino Leo Ulloa en el ecuador de la segunda parte castigó la poca eficacia e intensidad del conjunto merengue, que, con la salida del francés Karim Benzema, en sustitución del brasileño Kaká ganó en profundidad y pudo elaborar el gol del empate anotado por Esteban Granero.

El Almería aguantó la primera parte con un fútbol con el que consiguió controlar las acometidas continuas de un Real Madrid que era poseedor del balón, pero que no acertó con la meta de Diego Alves, gran protagonista del partido. El Almería buscó la contra como única arma para no dejar pensar a los madridistas, que avisaron pronto, aunque Ozil no llegó por muy poco a un balón en profundidad que le sirvió Kaká, titular en detrimento de Benzema.

Con el paso de los minutos las ocasiones seguían siendo para el Real Madrid, pero Alves fue el gran protagonista al repeler los intentos de Cristiano Ronaldo, Kaká y Xabi Alonso de adelantar a su equipo. El Almería, sin fallos, podía soñar con hacer daño, pero era consciente de que cualquier pérdida podía generar una ocasión de gol para el Real Madrid.

En la segunda parte no hubo muchas modificaciones en cuanto a juego, aunque ocasiones hubo menos. El Madrid lo intentó primero con un balón de Cristiano, que centró al segundo palo, pero Diego Alves se anticipó cuando Di María estaba preparado para el remate. En ese momento, el Almería se vino arriba y castigó la falta de intensidad madridista. La acción fue como consecuencia de un pase de Crusat a Piatti, que chocó con Ramos y dejó el balón muerto para Ulloa, que marcó. Sin embargo, el Madrid empató poco después por medio de Granero y acosó al Almería en el tramo final, pero ya era tarde.