El Luis Vives, Aldehuela, los campos de fútbol y el punto limpio industrial, inversiones repetidas año tras año

El Ayuntamiento de Salamanca vuelve a presupuestar varios proyectos que se le resisten a pesar de que repiten en los últimos presupuestos. La oposición denuncia que muchas inversiones se presupuestan y luego no se ejecutan.

"No se ejecuta lo que se proyecta y se vuelve a presupuestar lo no ejecutado". Este es el juego que denuncia el PSOE y al que, según aseguran, está abonado el equipo de Gobierno. Y la realidad es que hay proyectos que repiten un año tras otro en los presupuestos municipales de la última legislatura sin que se lleguen a ejecutar.

 

El caso más evidente es el de la ciudad deportiva de La Aldehuela. Las obras del recinto tenían que haber estado acabadas al final de la pasada legislatura, pero los reiterados retrasos han convertido el proyecto en un dolor de cabeza. Desde 2012, primer presupuesto bajo el mandato de Alfonso Fernández Mañueco, ha habido partidas (y muy importantes) para la ciudad deportiva a pesar de que hace tiempo que no se mueve ni una piedra. En 2012 se dispuso de 21 millones de euros a través de concesión de obra pública, pese a lo cual sigue cerrada al público.

 

Otro caso similar es el del colegio Luis Vives y su transformación en centro cultural. Desde 2012 ha habido una cantidad para este proyecto del que todavía no se ha dado casi ni el primer paso, que se anuncia para 2015; se han reservado cerca de 200.000 euros en 2012 y 2013 y para 2014 había 627.000 euros. De cara a 2015 repite con 215.000 euros.

 

Pasa algo parecido con la mejora de las instalaciones deportivas, que comprende la instalación de terrenos de juego de césped artificial en varios campos de fútbol de titularidad municipal. Según el PSOE, para este 2014 estaban previstos un total de 2,5 millones de euros tras haberse ampliado el crédito inicial de 1,7 millones; el grupo municipal socialista asegura que no se ha gastado más de 2,2 millones. Y para 2015 se vuelve a presupuestar otra importante cantidad, 1,2 millones de euros, que debe servir para pagar la transformación de los dos campos del Zurguén y Reina Sofía, todavía sin hacer pese a que son promesa de 2011.

 

Y por último está el caso del punto limpio industrial que prometió Fernández Mañueco en 2011... y que vuelve a estar presupuestado para 2015, el último año de la legislatura. La inversión, de 175.000 euros, es clavada a la anunciada el año pasado por estas alturas.

 

Situación diferente es la del puente Enrique Estevan, que tiene asignaciones presupuestarias desde 2013 (300.000 euros) pese a que hace solo unos meses que se ha puesto en marcha su rehabilitación. En 2014 también tuvo partida, las más elevada hasta ahora (894.000 euros) y en 2015 se repite la consignación de hace dos presupuestos, con otros 300.000 euros.

Noticias relacionadas