El lobo vuelve a atacar, esta vez, en San Felices de los Gallegos

Cadáver del ternero

El lobo ha amargado la navidad a un joven emprendedor de San Felices de los Gallegos, que se ha instalado este año como ganadero. El joven, de 21 años y que apenas lleva unos meses como ganadero, ha descubierto esta mañana el cadáver devorado del ternero más grande que estaba criando.

La manada de lobos que hay en el Abadengo ha acabado esta noche con un ternero pero además, ha hundido la ilusión de un joven que ha apostado por la ganadería como proyecto de vida y que acababa de invertir en la compra de las vacas. Sin embargo, antes de que haya podido vender su primer ternero, el lobo ha convertido su ilusión en desesperación.

 

Los ganaderos de Arribes llevan tiempo denunciando que de continuar este ritmo de ataques de lobo van a tener que abandonar su profesión ante las numerosas pérdidas que está provocando el lobo en la zona. Difícilmente van a quedarse los jóvenes en el mundo rural, y más en una zona ganadera como son las Arribes, si la Junta de Castilla y León sigue dándole la espalda a los ganaderos ante un problema tan grave como es el lobo.

 

ASAJA Salamanca viene reclamando insistentemente una solución ante la Junta de Castilla y León porque la ganadería extensiva no puede convivir con el lobo, como lo evidencia los reiterados ataques que llevan sufriendo durante el 2015 los profesionales del campo de Las Arribes. Por ese motivo, solicitó a la Junta que los ganaderos puedan participar en batidas organizadas para acabar con el lobo. Hay que recordar que la Patrulla de Medio Ambiente lleva desde septiembre intentando matar un lobo sin conseguirlo, para desgracia de los ganaderos, que empiezan a pedir medidas más drásticas para acabar con el problema.