El 'lobby' bancario prevé que la economía española se contraiga un 1,8%

El IIF advierte de que no asegurarse el respaldo del Mede y del BCE se traduciría en deuda
El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés) prevé que la economía española se contraiga un 1,8% en 2013, después de cerrar este año con una caída del Producto Interior Bruto del 1,9%, según recoge el organismo en la última edición de su informe 'Global Economic Monitor'.

El IIF, organización que agrupa a los principales bancos del mundo, prevé que, tras la fuerte contracción que registrará España este año y el próximo, vuelva a crecer en 2014, cuando estima que el Producto de Interior Bruto (PIB) aumentará un 1,1%.

En comparación con sus últimas estimaciones publicadas en agosto, empeora en cuatro décimas su previsión para este año, ya que adelantaba una contracción del 1,5%, pero mejora en cuatro décimas la de 2013, puesto que hace alrededor de un mes consideraba que la economía española descendería un 2,2%.

Las previsiones elaboradas por la institución presidida por Charles Dallara son más pesimistas que las de los principales organismos internacionales y difieren ampliamente de las del Gobierno español, que prevé una contracción del 1,5% y del 0,5% en 2012 y 2013, respectivamente.

INCERTIDUMBRE SOBRE EL POSIBLE RESCATE DE ESPAÑA
En su informe de septiembre, el IIF subraya que uno de los motivos de preocupación en la economía mundial en el corto plazo es la incertidumbre que existe sobre la decisión de España de solicitar ayuda a sus socios europeos, ya que el anuncio del programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) ha aliviado las presiones financieras sobre el Gobierno español y ha retrasado un posible acuerdo sobre las condiciones necesarias para un rescate.

En este sentido, subraya que la implementación del programa de compra de deuda del BCE depende de la acción de los políticos y advierte de que un retraso en ello provocaría una renovada intensificación de la crisis. "La reticencia de algunos países europeos a solicitar la ayuda del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) es indicativo de que es un riesgo real", remarca.

En concreto, señala que el anuncio de la compra de bonos por parte del BCE ha ayudado a aliviar las presiones de financiación sobre España y los diferenciales han caído ante la expectativa de que pida el rescate y acuerde el programa de reformas exigido a cambio antes de que lleguen los importantes vencimientos de deuda de finales de octubre.

"Sin embargo, el Gobierno ha sido reticente a hacerlo, principalmente por razones políticas. Si no se asegura el respaldo del Mede y del BCE probablemente se intensificarán las presiones de financiación, lo que resultaría en unos costes de endeudamiento significativamente más altos", advierte.

MEJORES PREVISIONES PARA LA EUROZONA
Por otro lado, el Instituto de Finanzas Internacionales ha mejorado su previsión para la eurozona, que se contraerá en su conjunto un 0,5% este año, para después crecer un 0,5% en 2013 y un 1,5% en 2014.

Entre las cuatro grandes económicas de la unión monetaria tan solo Alemania logrará evitar la contracción este año, aunque sufrirá una fuerte desaceleración, ya que crecerá un 1,3% este año. Por el contrario, la economía francesa se contraerá dos décimas e Italia un 2,7%.

En 2013, las economías alemana y francesa crecerán un 0,8% y un 0,5%, mientras que Italia, al igual que España, permanecerá un año más en recesión, ya que su PIB caerá seis décimas.

Creado en 1983 en respuesta a la crisis de deuda que afectaba a la economía, el Instituto Internacional de Finanzas agrupa a los principales bancos del mundo. Actualmente, la institución cuenta con 450 miembros de más de 70 países y más de la mitad de sus miembros son entidades europeas.