El legado de Diego de Covarrubias descansa en Salamanca

Libro de Diego de Covarrubias (Foto: F.Rivas)

Se conserva en la Biblioteca General Histórica de la USAL y estos días se puede ver en parte en la Hospedería Fonseca

La Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca alberga en sus salas grandes auténticos tesoros de la historia, la investigación y la cultura, desde manuscritos de grandes personajes históricos hasta ediciones impresas de incalculable valor.

 

Entre estos legados se encuentra la “mayor parte” de los impresos y manuscritos, con subrayados, exlibris y comentarios escritos a mano de Diego de Covarrubias y Leyva,  uno de los vecinos más ilustres de Salamanca en el siglo XVI y quien fuera entonces “uno de los grandes personajes españoles” del momento.

 

Obtuvo cargos “relevantes” en el poder eclesiástico del momento y en la monarquía de Felipe II, siendo retratado por algunos de los pintores más representativos de la época como ‘El Greco’ y Sánchez Coello.

 

Su obra jurídica fue editada por toda Europa y, como lector y escritor “incansable”, legó su biblioteca al Colegio Mayor de Oviedo. Tras la disolución de los colegios mayores en época de Carlos IV, la mayor parte de estos documentos de su colección particular pasaron a formar parte de la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

 

Ahora en 2012, cuando se cumplen cinco siglos de su nacimiento, la Universidad de Salamanca (USAL) le rinde homenaje con diferentes actos, entre otros con la publicación de un libro con algunos de sus textos más señalados, además de ocho artículos sobre su figura escritos por expertos.

 

Además, la Hospedería Fonseca recoge en el Espacio de Cultura Científica una exposición bibliográfica con algunos de los más de mil ejemplares que escribió, de los cuales muchos descansan en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca.

 

COVARRUBIAS Y SALAMANCA

 

Así, la Universidad de Salamanca recuerda a uno de sus alumnos y catedrático de Derecho “más universales” y pretende rescatar de “un cierto anonimato” al humanista y hombre de estado Diego de Covarrubias y actuar como puente de unión entre los expertos en las distintas ramas del conocimiento que él representa y un público más general, con curiosidad histórica, según comentó la directora del Servicio de Publicaciones, María José Rodríguez Sánchez de León, durante la presentación del libro sobre su obra.

                     

Diego de Covarrubias y Leyva estuvo estrechamente vinculado a Salamanca, en cuya universidad estudió Gramática y luego Derecho civil y canónico, y donde llegó a ejercer como catedrático.