El lechazo y el tostón esperan la llegada de la Navidad con el nivel más alto en su precio desde 2007

Las previsiones de los profesionales del ovino indican una subida para la semana del 19 al 25 de diciembre

La llegada de las fiestas navideñas son tradicionales para el aumento del consumo y el lechazo y el tostón son dos de los productos estrella por su calidad y tradición en los hogares del cualquier rincón de la provincia de Salamanca y del resto de España.

Por ello, su precio tiende al alza en estas semanas aunque los profesionales del sector auguran que no comenzará a subir hasta la semana del 19 al 25 de diciembre porque “ahora el mercado está un poco saturado y el consumo aún sigue lento”, destaca Juan José Rodríguez, ganadero de ovino de la provincia.

No obstante, y en contra de lo que pudiera parecer, tanto el lechazo como el tostón se encuentran en el nivel más alto de precio en esta época del año desde 2007 con una diferencia notable, pero sin cubrir costes para los productores, según datos de la Lonja Provincial de Salamanca.

De hecho, el lechazo hasta 11 kilos, vale un euro más que en 2007 y 0,90 euros que el pasado ejercicio 2010; algo parecido ocurre con el de 11 a 13 kilogramos, cuyo valor es 0,90 euros mayor que en 2007 y 0,80 euros más que en noviembre de 2010. Con los lechazos de 13 a 15 kilos ocurre algo parecido.

“Esperamos una mayor subida de cara a la Navidad aunque muchas veces pasa que el precio comienza a subir una vez que ya se han realizado las ventas aunque lo normal es que lo haga en la semana de Navidad”, señala Rodríguez.

“Los ganaderos vendemos muchas veces a más de lo que dice la Lonja y tampoco es muy normal que los lechazos hayan bajado su precio en las últimas semanas del modo que lo ha hecho”, semana Celestino Martín, ganadero salmantino.

El tostón, con un precio similar a pasadas campañas

Por su parte, y pese a que el sector porcino no está para tirar cohetes, el tostón nunca falla en Navidad; de hecho, el blanco, el más consumido, presenta a estas alturas de año un valor muy similar al de pasadas campañas con 23-25 euros para las dos categorías, pero se espera que en próximas semanas su valor tienda más al alza.

“Subirá dentro de dos semanas que es cuando el consumo será mayor pero siempre ocurre lo mismo por estas fechas”, destaca Martín.

En el ibérico, aunque su consumo es menor, su valor puede rondar el mismo nivel que en el blanco aunque no tiene tanto tirón entre los consumidores.