El lechazo encara su ‘semana de oro’

Los ganaderos de la provincia se frotan las manos aunque el precio que marque la Lonja no se corresponda con la realidad según su criterio.

La llegada de las fiestas navideñas provoca un aumento del consumo aunque en los tiempos de crisis actuales el consumidor mirará el euro más que nunca a la hora de decantarse por uno u otro producto.

 

Pero pese a este hecho, los ganaderos de ovino de la provincia de Salamanca prevén una ‘semana de oro’ en lo que a ventas se refiere, periodo que se ha reducido de manera notable ya que antes se prolongaba durante todas las fiestas navideñas.

 

Tal es así que los profesionales prevén un aumento de las ventas de entre un 30% y un 50% en relación a una semana normal del año, aunque las críticas en esta ocasión se centran en el bajo precio que presentan en la Lonja Provincial de Salamanca, a juicio de los propios ganaderos. “la subida del lunes de solo 0,45 euros nos perjudica mucho porque nosotros cargamos a 60 euros y más los corderos de 11 kilos y en el papel están bastante por debajo”, protestan varios profesionales de la Lonja.

 

 

Por ello, los productores demandaron entre 0,60 y 0,75 euros de subida para llegar a un “precio justo”, aunque la postura mucho más bajista de los compradores impidió una subida mayor de este producto.

 

Pero pese a todo, el incremento de las ventas es considerable de este producto que se consume en Nochebuena, Nochevieja, Navidad o Año Nuevo e incluso para el Día de Reyes, siendo junto con el tostón, la ‘estrella’ de la Navidad.

 

No obstante, la entrada de producto procedente de Francia está haciendo daño a este mercado pero su valor está por encima del que señalan los compradores, ya que según han denunciado algunos ganaderos a este diario, “entran a 45 y 50 euros y este año no hay tanto como en pasados ejercicios”.