El kilómetro 313 de la N-620 y el 355 de la N-630, tramos de carretera más peligrosos de la provincia de Salamanca

Uno de los puntos negros de Salamanca, el punto kilométrico 355 de la N-630

Castilla y León cuenta con 29 de los 180 puntos más peligrosos del conjunto de España.

Un total de 27 de los 180 tramos de carretera más peligros de España se encuentran en Castilla y León, 27 de ellos en carreteras convencionales y otros dos en autopistas de paje, según el informe elaborado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) recogido por Europa Press.

  

De ese total, dos de ellos se encuentran en la provincia de Salamanca, en concreto en el kilómetro 313 de la N-620 y el 355 de la N-630, que ocupan los puestos 122 y 111 respectivamente.

 

El tramo más peligroso que se localiza en la provincia de Ávila, en la N-501, en el punto kilométrico 42, donde el índice de peligrosidad medio (que depende del número de accidentes con víctimas que se registran en un tramo de un kilómetro en relación a la intensidad media diaria de vehículos) es de 319,4 --la media española es de 10--. En este punto, en el que existe un radar, se registraron seis accidentes con nueve víctimas. Ocupa el puesto 19 de los 145 de carreteras convencionales más peligrosas.

  

Precisamente la provincia de Ávila es donde más tramos peligrosos de carretera convencional se registra, cuatro de ellos en la N-501 (kilómetros 5, 11, 14 y 42), los cuales ocupan los puestos 89, 40, 45 y 19 en este ranking español de carreteras. A estos se suman la N-110 en el kilómetro 317, que ocupa el puesto 35; la N-403 en el kilómetro 116; y la N-502, en el kilómetro 60, que se encuentra en el puesto 100.

  

Por detrás de Ávila se sitúa León, que cuenta con seis tramos de carreteras convencionales peligrosos, a los que hay que sumar otros dos en autopistas. En concreto, se localizan tramos de este tipo en el kilómetro 24 de la N-536 (puesto 90); los kilómetros 99, 104 y 121 de la carretera N-621 (puestos 57, 117 y 84); y los puntos kilométricos 93 y 116 de la N-625, que ocupan los puestos 72 y 28 en el ranking.

  

En esta provincia también se encuentran los dos únicos tramos de autopistas de peaje localizados en Castilla y León de entre los 35 más peligrosos de España. Se trata del kilómetro 97 de la Ap-66 y el 9 de la AP-71 (puestos 22 y 3, respectivamente).

  

En el caso de Burgos se localizan cuatro puntos peligrosos, concretamente en el kilómetro 170 de la N-1 (puesto 134); el kilómetro 537 de la N-232 (puesto 49); y los puntos kilométricos 42 y 55 de la N-623 (puestos 69 y 113).

  

Por su parte, Soria también concentra cuatro puntos peligrosos, tres de ellos situados en la N-122, en los kilómetros 96, 97 y 190 (puestos 32, 119 y 86, respectivamente) y un cuarto en la N-2, en el kilómetro 177 (puesto 59).

  

Palencia y Zamora cuentan con otros dos puntos en cada caso. Así, en la primera de ellas se localizan en el kilómetro 210 de la N-120 y el 115 de la N-611 (puestos 63 y 31, respectivamente); y en Zamora en los kilómetros 417 y 532 de la N-122, en los puestos 110 y 138, respectivamente.