El Juzgado admite a trámite la denuncia por presunto cohecho en el área de Fomento de la Diputación

El presidente de la Diputación no ha podido evitar que la presunta trama de corrupción se judicialice

Giro de tuerca en la trama de presunta corrupción la Diputación. Según publica eldiario.es la denuncia de la Fiscalía deja entrever la posible comisión de delitos de cohecho cuando Manuel Borrego recibe "dádivas o retribuciones" para que realice un acto contrario a los deberes inherentes de su cargo. 

El Juzgado de Instrucción número uno de Salamanca ha admitido a trámite una denuncia interpuesta por la Fiscalía salmantina en la que daba a conocer una serie de posibles irregularidades en el área de Fomento de la Diputación Provincial salmantina, según publica la edición de eldiario.es. El caso ha sido remitido al juzgado por la Fiscalía ya que esta ha procedido a denunciar el caso; el juzgado, a su vez, ha recibido la denuncia, la ha admitido a trámite y ha iniciado las diligencias para esclarecerlo.

 

Según apunta la denuncia deja entrever la posible comisión de delitos de cohecho  -cuando un funcionario Manuel Borrego recibe “dádivas o retribuciones” de cualquier clase para que realice un acto contrario a los deberes inherentes a su cargo-. Estas presuntas irregularidades estarían relacionadas con contratos de obras y mantenimientos en la provincia de Salamanca.

 

Fue en noviembre cuando el presidente de la Diputación Provincial salmantina, Javier Iglesias, anunció que se habían detectado “posibles irregularidades” en el área de Fomento por lo que habían realizado un informe interno que trasladaban a la Fiscalía. Según el informe desde 2007 cinco empresas han acumulado obras por 12 millones de euros. Esas posibles "irregularidades" se cometieron a través de contratos firmados de forma abierta, negociados sin publicidad y para obras menores.

 

Posteriormente  la Fiscalía de Salamanca decidió unir las denuncias de la Confederación de Empresarios de Salamanca (Confaes) y ante la Fiscalía salmantina y la Fiscalía Anticorrupción por posible irregularidades en el área de Fomento. Estos dos escritos han sido unidos al que presentó el propio presidente de la institución provincial.

 

Según se cita en eldiario.es​ Manuel Borrego, sigue trabajando en la Diputación, aunque, según revelan fuentes de la propia institución, está “de baja por depresión”. Eso sí, no se le ha abierto expediente, aunque se le ha trasladado de departamento, y sigue cobrando su nómina como director del área de Fomento tal y como afirma la publicación que además se hace eco de que la situación se ‘agrava’ ante la relación personal de amistad que Borrego mantiene con el alcalde la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, defendida por el mismo edil y que pudo ser el origen de que el funcionario acabara al frente del área de Fomento. 

Noticias relacionadas