El Jurado otorga por unanimidad la Medalla de Oro a Miguel de Unamuno y el título de Hijo Adoptivo

El alcalde de Salamanca ha destacado que la obra de Miguel de Unamuno no se entendería sin Salamanca, y la historia de Salamanca no se explicaría sin Unamuno.

El Jurado de Honores y Distinciones, presidido por el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, ha aprobado hoy por unanimidad de sus diez miembros la concesión de la Medalla de Oro de Salamanca en 2012 al pensador Miguel de Unamuno y el título de Hijo Adoptivo de la ciudad, ambos a título póstumo.

El Jurado, del que ha sido Juez Instructor el concejal de Cultura, Julio López Revuelta, ha estado presidido por el alcalde de la ciudad e integrado por la vicerrectora de la Universidad de Salamanca, Cristina Pita; el Rector de la Universidad Pontifica, Ángel Galindo, Augusto Pimenta, designado por el Grupo Municipal Popular, Enrique Cabero, como portavoz del Grupo Municipal socialista, y José Antonio Pascual, Luciano González Egido, Sebastián Battaner y Julián Álvarez Villar, Medallas de Oro de la ciudad de Salamanca.

La Medalla de Oro reconoce, como se recoge en la propuesta del Juez Instructor, que la figura y obra de Miguel de Unamuno, “vasco de nacimiento y salmantino universal, reúne el mérito de formar parte de la historia de España como novelista, poeta, ensayista, dramaturgo, profesor, intelectual, hombre público y filósofo. Su impronta está aún presente en edificios, plazas y rincones de la ciudad de Salamanca, sobre la que escribió y de la que fue concejal y Alcalde-Presidente Honorario. Su paso por la Universidad de Salamanca como profesor, decano, vicerrector y rector, deja honda huella como docente y como gestor en los treinta y nueve años en los que permaneció en la institución académica. Sus aportaciones literarias, como uno de los exponentes de la Generación del 98, y su compromiso con la ciudad de Salamanca y provincia, en el ámbito social, cultural y educativo, le avalan para recibir el Título de Hijo Adoptivo de Salamanca y la Medalla de Oro de la Ciudad”.

Durante el plazo fijado para la presentación de candidaturas, todas las propuestas han sido a favor de un único candidato: Miguel de Unamuno con la propuesta conjunta de los portavoces de los Grupos Municipales Socialista y Popular del Ayuntamiento, las formuladas, además, por treinta y site autoridades y personalidades, las cuarenta y nueve presentadas por otras instituciones y entidades y las cuatrocientas setenta y una adhesiones de ciudadanos.

Fernández Mañueco incidió, además, en la excepcionalidad de proponer a una misma persona para la concesión el mismo año de la Medalla de Oro de la Ciudad y para el título de Hijo Adoptivo de Salamanca. La Medalla de Oro, que en las últimas siete ediciones se había concedido anualmente a dos personas o entidades y no a una sola, como ha sucedido este año, tampoco había distinguido  a ninguna personalidad a título póstumo desde 1998, cuando premió a Manuel Ramos Andrade, mecenas de la colección de Art Nouveau y Art Decó depositada en el Museo de la Casa Lis.

La doble distinción a Miguel de Unamuno coincide con el Año dedicado por la ciudad de Salamanca a su memoria y obra, acontecimiento que ha inspirado durante 2012 una plural programación municipal que incluye teatro, música, talleres para escolares, exposiciones, como la que puede disfrutarse actualmente en Santo Domingo del pintor Ignacio Ipiña, cine, ciclos de conferencias o las celebraciones del Día del Libro, el pasado 23 de abril, y de la Feria Municipal del Libro, este mes de mayo, ambas en la Plaza Mayor e inspiradas en la figura y obra del escritor bilbaíno.

La Medalla de Oro –según se recoge en el artículo número 156 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca. “podrá otorgarse a personalidades nacionales y extranjeras, así como a entidades o agrupaciones que por sus obras, actividades o servicios a favor de la ciudad se hayan destacado notoriamente, haciéndose merecedoras de modo manifiesto al reconocimiento del Ayuntamiento y pueblo salmantino”.

En este sentido, Alfonso Fernández Mañueco mantiene que la obra de Miguel de Unamuno no se entendería sin Salamanca, y la historia de Salamanca no se explicaría sin Unamuno. “Don Miguel –dijo el alcalde- se ambientó en el espacio geográfico y humano salmantino. Tomó la medida a su espacio urbano, a sus gentes y al convulso momento histórico que le tocó vivir”.

“Unamuno –continuó- fue un faro. No necesitó residir en Madrid o en otra gran ciudad. Fue desde aquí, desde la recoleta Salamanca donde dio luz a una época difícil de España”.

La decisión unánime del Jurado de Horones y Distinciones tiene ahora que ser ratificada en pleno municipal del Ayuntamiento de Salamanca, inicialmente fijado para el próximo 5 de junio, para la posterior entrega el 11 de junio en el Teatro Liceo.

Durante la última década han sido distinguidos con la Medalla de Oro de Salamanca: Antonio Romo y Luis Sánchez Granjel (2001), Obra Social y Cultural de Caja Duero y Esperanza Aguirre (2002), Antonio Fernández Alba y Victoriano García Pilo (2003), Fundación Víctimas del Terrorismo (2004), Manuel Fernández Álvarez y Julián Álvarez Villar (2005), Antonio López Borrasca y Dominicos (2006), Mariano Rodríguez y Juan José Hidalgo (2007), Asociación Víctimas del Terrorismo y Asociación Española contra el Cáncer (2008), Silvestre Sánchez Sierra y Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca (2009), Luciano González Egido y Olegario González de Cardedal (2010) y José Antonio Pascual y Rosa Colorado el pasado año.

El pasado mes de octubre el pleno del Ayuntamiento de Salamanca restituyó como concejal a Miguel de Unamuno. En su intervención, el alcalde destacó que “es el momento de superar etapas y de mriar al futuro, no hacia el pasado” y recordó que el propio pensador escribió “miremos más que somos padres de nuestro porvenir.”

LISTADO DE MEDALLAS DE ORO DE LA CIUDAD DE SALAMANCA DESDE EL AÑO 2000

2000: Sebastián Sergio Battaner Arias

Aspace

2001: Antonio Romo Pedraz

Luis Sánchez Granjel

2002: Obra Social y Cultural de Caja Duero

Esperanza Aguirre Gil de Biedma

2003: Antonio Fernández Alba

2004: Fundación Víctimas del Terrorismo

2005: Manuel Fernández Álvarez

Julián Álvarez Villar

2006: Antonio López Borrasca

Dominicos

2007: Mariano Rodríguez

Juan José Hidalgo

2008: Asociación de Víctimas del Terrorismo

Asociación Española contra el cáncer

2009: Silvestre Sánchez Sierra

Cursos Internacional de la Universidad de Salamanca

2010: Luciano González Egido

Olegario González de Cardedal

2011: José Antonio Pascual

Rosa Colorado