El juez pone el foco sobre cuatro empresas clave y habituales contratistas de obras en la Diputación

Carretera en obras en la provincia.

El juzgado de instrucción número uno requiere a las empresas Francisco Barrueco, Alquileres Salamanca, Transpial y Autopalas información societaria en la causa sobre los contratos irregulares de la Diputación. Se trata de algunas de las mayores concesionarias de material y maquinaria para obras de carreteras de La Salina.

El titular del juzgado de instrucción número uno de Salamanca ha puesto la lupa sobre cuatro importantes empresas de obra pública, adjudicatarias de numerosos contratos en los últimos años con el área de Fomento de la Diputación y, aunque no han sido citadas en el proceso, sí se les ha requerido dentro de la causa. Se trata de cuatro de las firmas que más adjudicaciones se han llevado en las dos últimas legislaturas, con una posición dominante en algunos casos, y que son clave en la inversión de La Salina en arreglo y ejecución de nuevas carreteras. Justo la actividad que ha llegado a los juzgados tras conocerse las posibles irregularidades cometidas durante años para favorecer a una serie de empresas que, gracias a pliegos hechos a medida, se habrían llevado la mayor parte de los contratos.

 

Según el auto dictado por el juez del número uno, se ha requerido a Construcciones y Movimientos de Tierras Francisco Barrueco, SL, Alquileres Salamanca, SL, Transpial, SL y Autopalas, SL para dos cuestiones concretas. La primera, que identifiquen a las personas que ejercen como administradores y apoderados y, la segunda, que hagan lo propio con los propietarios de cada una de las sociedades. En todo caso, ninguna de las cuatro empresas está citada en la causa como testigos ni como imputados. Antes desde el propio juzgado ya se había solicitado información al Registro Mercantil. No son, ni mucho menos, las únicas contratistas habituales de la Diputación en materia de carreteras, pero sí las cuatro a las que el juzgado se ha dirigido.

 

En el mismo auto sí se cita como imputados al vicepresidente y diputado de Fomento, Carlos García Sierra, y al director del área de Fomento, Manuel Borrego, que fue apartado de sus funciones, pero no de su cargo, cuando el escándalo salió a la luz. Y también se identifica a las partes a las que se da por personadas, Cámara y Confaes, que acudieron a la justicia para denunciar el caso; PSOE por la querella que presentó con toda la documentación del escándalo, recopilada durante meses y que obligó al presidente de la Diputación, Javier Iglesias, a reconocer las presuntas irregularidades; e Izquierda Unida, que presentó también y de manera posterior una querella que fue acumulada a esta causa.

 

 

EMPRESAS HABITUALES DE LA DIPUTACIÓN

 

Las empresas relacionadas en el auto tienen profusas vinculaciones con la Diputación de Salamanca ya que se trata de cuatro de las principales contratistas del área de Fomento, que se han adjudicado con frecuencia en las dos últimas legislaturas contratos para ejecutar o suministrar material y maquinaria para obras de carreteras. De hecho, y cada cual en su área, suministran áridos, bituminoso, materiales de construcción y maquinaria, además de acceder a contratos de arreglo y construcción de carreteras. Cuando se dieron a conocer las presuntas irregularidades en la contratación de obras en el área de Fomento de la Diputación, fueron apartados dos funcionarios: el director del área de Fomento, Manuel Borrego, y el responsable de vialidad del mismo área y anterior jefe del parque de maquinaria, Germán Berrocal.

 

En todos los casos, se trata de empresas a las que la Diputación ha adjudicado numerosos contratos en los últimos años. Entre todas, y contando desde el año 2008, suman licitaciones por un importe total cercano a los seis millones de euros y que se extienden desde el citado ejercicio hasta el pasado 2014.

 

Además, se trata de empresas que han tenido una posición de prevalencia en sus especialidades. Así, Transpial fue el proveedor mayoritario de áridos entre 2009 y 2012, y en 2011 alcanzó los 900.000 euros en contratos. Autopalas, que se dedica al alquiler de maquinaria para obras de carreteras, facturó cuatro contratos de 10.600 euros en 2011, en 2012 y 2013 sendos contratos de 100.000 euros por ese servicio a la Diputación y en 2014 otro superior a los 37.000 euros. Desde 2008 hasta 2010 figura en el perfil del contratante de la Diputación que se adjudicó también contratos por un total de casi medio millón de euros.

 

Barrueco, que suministra maquinaria, camiones y bituminoso para las carreteras de la Diputación, acumuló todo el suministro de este material en 2010 y 2011, firmó contratos de maquinaria y material por 2,3 millones en 2011 y entre 2012 y 2014 ha accedido a varias obras de carreteras en colaboración con otra empresa. Por último, Alquileres Salamanca suministró materiales de construcción y recambios para maquinaria con frecuencia hasta 2011.

Noticias relacionadas