El juez permite que se celebre una marcha de apoyo a los presos de ETA

Ordena a las Fuerzas de Seguridad que vigilen para que no se muestren fotos de etarras como Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha autorizado este viernes la celebración de la manifestación prevista en San Sebastián a favor de los presos de ETA con el lema 'Todos los derechos humanos. Euskal presoak Euskal Herrira'.

El magistrado, que se encuentra de guardia esta semana, ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad del Estado que vigile el desarrollo de la marcha para prevenir la posible comisión de delitos, entre ellos el de enaltecimiento del terrorismo a través de la exposición de fotografías de miembros de ETA, incluida la del condenado por el secuestro de Ortega Lara, Iosu Uribetxebarría.

Dignidad y Justicia y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) habían pedido al magistrado que prohibiera la concentración, que reivindicará el acercamiento de los presos a cárceles del País Vasco y que coincide con distintas iniciativas en solidaridad con Uribetxerria --enfermo terminal de cáncer-- desempeñadas por colectivos y reclusos vinculados a la banda terrorista.

DOCTRINA PAROT

El juez Velasco asegura en un auto hecho público este viernes que "no se aprecia que la convocatoria tenga por objeto apoyar al terrorismo o a los terroristas sino realizar ciertas reivindaciones de carácter meramente penitenciario, que surgen como consecuencia de la reciente sentencia (no firme)" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que condenaba a España por la aplicación de la conocida como doctrina Parot a la etarra Inés del Rio.

En la convocatoria de la concentración Herirra utilizan expresiones como "las medidas de excepción que se les aplican a los presos y presas y refugiados y refugiadas siguen vigentes, suponiendo la conculcación de esos derechos humanos", en referencia a la 'doctrina'.

El magistrado indica en su escrito que la sentencia de Estrasburgo podría arrastrar "en su día" consecuencias juridicas para los presos a los que se aplicó la Parot, sobre todo, "después de las últimas resoluciones conocidas en torno a ciertos beneficios penitenciarios otorgados a ciertos reclusos de ETA".

"No se puede pretender que porque en épocas lejanas y en medio de otras circunstancias diferentes, afines ideológicos de los convocantes, aprovechando la afluencia festiva en San Sebastián en convocatorias con objetivos diferentes, alteraran el orden público y enaltecieran conductas de delincuentes de ETA, eso va a volver a ocurrir en las actuales circunstancias", señala el magistrado.

En su auto Velasco también destaca que ETA ha declarado el cese unilateral de las acciones armadas y que desde el 9 de agosto de 2009 no ha vuelto a atentar en España. Al mismo tiempo pone de manifiesto que en manifestaciones semejantes que tuvieron lugar en la capital donostiarra en los años 2011 y 2010 "no se produjeron incidentes" por lo que ahora resulta "ilógico presuponer que vayan a exhibirse anagramas, textos, pancartas, lemas, esloganes, carteles o fotos de etarras".