El juez Pedreira pide al TSJ que investigue a Fernández Santiago

Los hechos. Halla indicios de cohecho y prevaricación en la adjudicación del tramo de la variante de Olleros de Alba.
E. P.

El instructor del “caso Gürtel” en Madrid, Antonio Pedreira, solicitó ayer al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) que investigue al presidente de las Cortes regionales, José Manuel Fernández Santiago (PP), por los delitos de cohecho y prevaricación.

Así lo acordó el magistrado del Tribunal Superior madrileño (TSJM) en un auto notificado ayer en el que se inhibe de la parte de la causa en la que investigaba las supuestas irregularidades en la adjudicación en 2002 de las obras de la variante de una autovía en la localidad leonesa de Olleros de Alba a una empresa que presuntamente pagó comisiones a varias personas.

Entre ellas, según Pedreira, figuran el propio Fernández Santiago, entonces consejero de Fomento del Gobierno castellano y leonés; así como el considerado responsable de la trama Gürtel, Francisco Correa, y los ex parlamentarios del PP Luis Bárcenas, Jesús Merino y Gerardo Galeote.

En concreto, se precisa que la inhibición se refiere a tres informes de la UDEF en relación al pago de “una comisión vinculada a la adjudicación del ‘proyecto de construcción de la Variante de Olleros de Alba’, carretera C-626, de Cervera de Pisuerga a la Magdalena por Guardo, Trama de Olleros de Alba del punto kilométrico 4,100-8,600’ a la mercantil Teconsa”, una de las empresas investigadas en la trama corrupta. El informe de la UDEF apuntaba a que la constructora Teconsa, que ganó el concurso en Castilla y León para construir un tramo de la variante de Olleros de Alba por 2.847.959 euros, pagó supuestamente una comisión de 73.655 euros (aproximadamente el 3 por ciento del contrato, descontando el IVA) a Francisco Correa, quien a su vez repartió supuestamente el botín.

Según recoge el documento judicial, la orden de inicio de este expediente es del entonces consejero de Fomento de Castilla y León José Manuel Fernández Santiago, quien fue también la persona que lo adjudica el 29 de noviembre de 2002.

Entre los documentos figura un fax de la Consejería de Castilla y León remitiendo la adjudicación definitiva de la obra de la variante de Olleros en el que de forma manuscrita se calcula aproximadamente el 3 por ciento de la adjudicación sin IVA (73.650).

Hay otro papel manuscrito en el que se anota, entre otros apuntes, la cantidad de 72.000 euros, reflejando que “1.650 euros de diferencia” se entregan a PC. Otro de los papeles correlaciona un sobre de 24.000 euros con las siglas T.O. que se habrían retirado de los 72.000 euros iniciales.

El juez apunta a que la correlación entre las siglas T.O. y José Manuel Fernández Santiago se expone detalladamente en un informe de la UDEF. Así, se relaciona las siglas T.O. con Toti, apodo con el que se conoce a Fernández Santiago.

Por todo ello, el magistrado instructor entiende en el auto que procede tramitar la inhibición parcial planteada a favor de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.