El juez Pedraz se incauta de numerosa documentación para esclarecer las operaciones de Oleguer Pujol

La Audiencia Nacional quiere aclarar el origen del dinero con el que Pujol y su socio, detenidos y después puestos en libertad como imputados, compraron 1.152 oficinas del Banco de Santander por 2.000 millones. En los registros se encuentra mucha documentación, pero no dinero.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado los registros en viviendas y oficinas relacionadas con Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente de la Generali Jordi Pujol, para localizar el dinero que presuntamente pudo blanquear junto a su socio Luis Iglesias a través de siete operaciones inmobiliarias, han informado fuentes jurídicas.

 

Pedraz pretende aclarar el origen del dinero con el que se adquirieron 1.152 oficinas del Banco Santander por parte de la sociedad Samos Servicios y Gestiones, una operación de más de 2.000 millones de euros que Oleguer Pujol hizo personalmente y dando la dirección del domicilio de su padre, Jordi Pujol. También se investiga la compra de edificios de Bankia por parte de las  sociedades Step Negocios y Ursus Alfa, la de un hotel en Canarias y operaciones realizadas entre la sociedad inversora Longshore y Prisa Division Inmobiliaria para comprar por 300 millones las tres sedes históricas de la empresa de comunicaciónTambién se encuentran entre las transacciones investigadas las realizadas entre Nueva Melilla Asociados y Tres Forcas Capital, así como la compra de inmuebles en Palma de Mallorca y la adquisición del edificio del Consejo General de la Abogacía por Step Negocios en 2012.

 

La Policía ha detenido durante el transcurso de los registros, efectuados en inmuebles de Madrid, Barcelona, Melilla y Valencia, tanto a Pujol hijo como a su socio, Luis Iglesias, que han quedado posteriormente en libertad en calidad de imputados, ha informado la Fiscalía Anticorrupción. El magistrado no ha cursado ninguna orden de detención judicial en el transcurso de la operación.

 

 

AMPLIACIONES DE CAPITAL

 

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional investiga a ambos por la comisión de delitos de blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. Indaga si, mediante suscripciones y aportaciones de capital y préstamos llevados a cabo entre sociedades residentes y no residentes, se han situado en España fondos procedentes del exterior, han concretado las mismas fuentes. La investigación ha detectado que las sociedades inversoras, propiedad de empresas no residentes en nuestro país, realizaron ampliaciones de capital y otros aportes de dinero sin que existan indicios de que contaran con la financiación suficiente para ello. También se han localizado hipotecas como garantías de préstamos otorgados a personas jurídicas que no parecen ser titulares de los bienes que sirven como garantía.

 

Pedraz ha acordado varios registros en las sedes de las empresas radicadas en España, situadas en cuatro provincias, ha requerido la incautación de documentación y ordenado el bloqueo de todas las cajas de seguridad de las sociedades investigadas.

 

 

DOCUMENTACIÓN SÍ, DINERO NO

 

Los 60 agentes de la UDEF que han participado en los registros de las propiedades de Oleguer Pujol y su socio Luis Iglesias se han incautado de numerosa documentación, pero no han hallado dinero en metálico, una posibilidad que barajaron los investigadores, han informado a Europa Press fuentes de la investigación. La Policía tuvo en el registro el apoyo de la Unidad Canina que cuenta con perros especializados en hallar billetes. Las fuentes consultadas aseguran que es un recurso habitual en este tipo de intervenciones de carácter económico.

 

Pese a no encontrar dinero, los agentes sí se han incautado de numerosa documentación que a partir de ahora tendrá que ser analizada y posteriormente se realizará un informe que se pondrá a disposición de la Audiencia Nacional, concretamente del juez central de Instrucción Número Uno, Santiago Pedraz, que dirige las investigaciones.

 

 

60 AGENTES COORDINADOS PARA ACTUAR A LA VEZ

 

Un total de 60 agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) han buscado desde primera hora de este jueves de forma simultánea el rastro de los negocios fraudulentos de Oleguer Pujol y su socio en las propiedades de ambos en Madrid, Barcelona, Valencia y Melilla. Las fuentes consultadas han informado que a las 6.00 horas de la mañana todos los efectivos estaban preparados, recibiendo instrucciones y ultimando la distribución de las tareas que iba a llevar a cabo cada uno. Entre las 8 y las 9 de la mañana los 60 agentes estaban llamando a la puerta de las respectivas propiedades.

 

La primera parte del plan pasaba por localizar Oleguer Pujol, el hijo menor del ex presidente de la Generalitat catalana, en su domicilio del número 41 de la calle Teodor Roviralta de Barcelona y a su socio Luis Iglesias en su casa del número 7 de la calle Alfonso XI de Madrid.

 

Los registros no podían empezar sin antes comunicarlo a los principales afectados a quienes se les leyeron formalmente sus derechos y permanecieron detenidos por la Policía que les acusa de un delito de blanqueo. Tras los registros Pujol fue trasladado a comisaría donde se negó a declarar y posteriormente quedó en libertad.