El juez Pedraz justifica el 25-S por "la convenida decadencia" de los políticos

Ha defendido la legitimidad de defender "opiniones subjetivas"
El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha defendido la legitimidad de defender "opiniones subjetivas" como las planteadas en la protesta celebrada el pasado 25 de septiembre ante el Congreso de los Diputados "máxime ante la convenida decadencia de la denominada clase política".

En el auto en el que archiva las diligencias abiertas contra los organizadores de la manifestación, el magistrado recuerda que la libertad de expresión ampara este tipo de manifestaciones y recuerda que exigir un proceso de destitución y ruptura del régimen vigente mediante la dimisión del Gobierno en pleno en modo alguno puede ser un delito.

"No sólo porque no existe sino porque en caso de sí existiera atentaría claramente al derecho fundamental de la libertad de expresión", dice el juez, que insiste en que este derecho fundamental está amparado por la Constitución.