El juez dominicano revoca el auto de detención contra Pepe Hidalgo

Juan José Hidalgo Acerca

Ha fijado una nueva vista para el 4 de febrero después que confirmarse que la citación por el contencioso que mantiene con un exmarine estadounidense desde hace cuatro años. 

El juez dominicano que dictó una orden de búsqueda y captura contra el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, por no acudir a un juicio por unos terrenos en República Dominicana, ha revocado su auto y ha fijado una nueva vista para el próximo 4 de febrero, informaron a Europa Press fuentes del grupo turístico.

 

El magistrado de la Cámara Penal del Tribunal de Primera Instancia de La Altagracia, Andrés Rijo Delgado, dictó el pasado 13 de diciembre una orden de detención por no personarse a un juicio al que no fue citado de forma procedente.

 

De esta forma, el juez ha admitido a trámite el recurso del empresario salmantino, quién argumentó que la citación no había llegado a su domicilio en Madrid y calificó de "atropello" el auto de detención del magistrado dominicano.

 

Fuentes del grupo turístico han confiado en que durante esta vista el caso que se sigue en República Dominicana contra el empresario español por presunta violación de la ley 5869 sobre propiedad inmobiliaria "quede archivado".

 

La causa, que se prolonga desde hace cuatro años, es "una larga historia de despropósitos", según las mismas fuentes. Un excapitán de la Marina de los Estados Unidos norteamericano, Sandalio Francisco Suárez Real, presentó una querella contra Hidalgo por invasión de unos terrenos en Punta Cana, que forman parte de un hotel del empresario español.

 

Según la versión del también presidente de Air Europa, el exmarine norteamericano reclama la propiedad de un trozo de playa de apenas 600 metros cuadrados "en un país donde las playas son de titularidad pública" y por la que en 2006 le reclamó dos millones de dólares (más de 1,4 millones de euros).

 

En una primera vista, el juez dio la razón al empresario español pero la decisión fue recurrida por los abogados del exmarine, Andrés Cordero Haché y Omar Chapman.