El juez Baltasar Garzón denuncia la "violación sistemática" de sus derechos

Dice que la sentencia "no se ajusta a derecho"

El juez Baltasar Garzón ha mostrado este jueves su rechazo "frontal" a la sentencia del Tribunal Supremo que lo condena a once años inhabilitación en el ejercicio de su cargo al considerar que la misma "no se ajusta a derecho" y ha denunciado además la "violación sistemática" de sus derechos durante todo el proceso.

"Ahora y a lo largo de este procedimiento, mis derechos han sido sistemáticamente violentados, mis peticiones de defensa desatendidas, el juicio oral una excusa, cuyo contenido ha sido utilizado sólo contra mí, prescindiendo de los elementos favorables que me beneficiaban, para, con ello, poder dar forma a una sentencia que ya estaba anunciada desde hace meses", ha señalado, al tiempo que defiende su actuación en el denominado caso Gürtel.