El joven que se hacía pasar por asesor del Gobierno entró en el Palacio Real como acompañante de un invitado

El joven de 20 años acusado de estafa tras hacerse pasar supuestamente por asesor del Gobierno consiguió entrar el pasado 19 de junio en el Palacio Real y estrechar la mano del recién proclamado Felipe VI gracias a que acudió en calidad de acompañante de un invitado a esa recepción.

Un portavoz del Palacio de la Zarzuela ha informado a Europa Press de que Francisco Nicolás G. I., detenido por la Policía y que ha quedado este viernes en libertad provisional, entró aquel día en el Palacio Real "como acompañante" de uno de los más de 2.000 invitados a ese acto.

 

Las invitaciones se cursaron a un amplio espectro de representantes de la sociedad, desde las habituales figuras institucionales, embajadores extranjeros o la cúpula militar, a gente del mundo de la empresa, la cultura, los medios de comunicación, el deporte o la ciencia.

 

Esas invitaciones son personales, se dirigen a un nombre en concreto que, en el control de entrada, debe identificarse. A algunos invitados se les permite ir con acompañante, sin que sea necesario comunicar previamente a la Casa del Rey la identidad de esa compañía.

 

El portavoz de Zarzuela ha asegurado que en la recepción de aquel día "en ningún momento" se comprometió ni la seguridad de los Reyes, ni la de ninguna de las casi 3.000 personas que abarrotaban los salones del Palacio.

 

El joven impostor no se coló. Como todos los invitados a la recepción, y sus respectivos acompañantes, pasó por los correspondientes arcos de seguridad con los que se controla la entrada de armas u otros objetos peligrosos.

 

Al igual que el resto de personas que acudieron ese día a la recepción, Francisco Nicolás G.I. tuvo el privilegio de saludar y estrechar la mano en el Salón del Trono a los nuevos Reyes Don Felipe y Doña Letizia, que aquel día batieron todas las marcas en un besamanos que duró más de dos horas.